Connect with us

Hi, what are you looking for?

Actualidad

Vivir en la ciudad de Nueva York por un corto tiempo puede cambiarte la vida

Nueva York, también conocida mundialmente como la ciudad que nunca duerme, es el hogar millones de personas que experimentan desde lo más abrumador hasta lo más emocionante de sus vidas.

Nueva York es clasificada como una de las ciudades más cosmopolitas del mundo, esta ciudad dinámica, multicultural, hermosa y llena de novedades hace que sus habitantes experimenten un sinfín de experiencias interesantes llenas de altibajos.

  • La competencia es feroz

New York “el centro del universo” es una ciudad que posee moda, entretenimiento y negocios, así que las personas que llegan con la idea de ubicarse laboralmente deben saber que habrá una fila de personas que perseguirán el mismo puesto, algunas de ellas con títulos realmente específicos de prestigiosas universidades.

  • Sentimiento de soledad

A pesar de que estarás rodeado por más de 8 millones de personas en una de las ciudades más grande del mundo, extrañamente te sentirás solo y empezarás a echar de menos no solo tu ciudad natal sino también tus seres queridos y círculo social.

  • Caminarás por largas horas

 Para la mayoría de los neoyorquinos, caminar un par de millas o más es solo parte de su rutina diaria y quizás para ti no lo sea, por ejemplo, caminar una milla es igual que caminar 20 cuadras norte-sur de la ciudad.

  • Siempre hay algo para hacer

No todas las experiencias son negativas, NY también ofrece a sus locales y visitantes un ambiente vibrante, lleno de fiestas, festivales y demás eventos que por lo general son gratuitos y demasiado sorprendentes lo cual te permitirán tener una estadía menos traumática.

  • El clima es intenso

Olas de calor sofocantes e intensas tormentas de nieve son las dos condiciones climáticas extremas a las que si o si te tienes que adaptar o por lo menos tolerar.

  • El alquiler es costoso

Aunque llegarás con la ilusión de vivir en un hermoso apartamento con hermosas vistas hacia el horizonte de la ciudad quizás la realidad sea totalmente diferente, porque la cantidad de dinero que pagarás por un alojamiento es alta.

  • Las personas no son amigables

Generalmente los neoyorkinos suelen ser groseros o toscos con su trato, esto se da por el ritmo de vida que manejan “no es nada personal”, por lo que poco a poco entenderás que saludar o ayudar con una dirección no hacen parte de sus costumbres.

  • Todo es costoso

Quieras o no aprenderás a economizar porque los gastos de vida son exorbitantes.

  • Te perderás

El hecho de caminar y caminar por horas hará que “aprendas a perderte”, la ciudad posee atracciones turísticas inmensas y calles llenas de personas que ayudan para que la situación sea un poco más caótica y traumática.

  • Vivirás entre la fantasía y la realidad

Aunque todos alguna vez en la vida hemos escuchado hablar de Nueva York, al vivir la experiencia puede ser muy diferente a lo que hemos imaginado, por ejemplo, suele pasar que la mayoría de las personas al principio se mudan al barrio equivocado, o intentan hacer amigos pensando que será fácil, pero no, en Nueva York el tiempo no se desperdicia.

  • Te enamorarás de la ciudad

A pesar de todos sus pro y contras, esta ciudad de ensueño es un destino turístico imperdible y vivir por un corto tiempo en ella te permitirá tener otra visión de lo que es la vida y además hará que quieras visitarla una y otra vez.

Te puede interesar

Actualidad

Debido a la rápida propagación que tiene el COVID-19 el gobierno de Ontario ha tomado la medida de limitar los negocios considerados como esenciales...

Actualidad

En estos días de crisis por la pandemia que vive el mundo ha hecho el que mundo este bajo estrés y por ende tomar...

Actualidad

En medio de la crisis provocada por el COVID-19 los negocios han buscado la manera de poder vender, es por esto que promueven por...

Actualidad

Debido a las fuertes medidas de aislamiento social para evitar la propagación del COVID-19, los negocios no esenciales han debido cerrar sus puertas hasta...

Advertisement