20 cosas que debes haber hecho antes de cumplir 30

Es importante crear buenos recuerdos y exprimir los años de juventud, porque pueden irse más rápido de lo que creemos.

Con el pasar de los años nuestra vida sufre muchos cambios y en ocasiones no dimensionamos el correr del tiempo, existen ciertas practicas pueden llevar a un mejor futuro y posible éxito personal y cuanto más rápido empieces a aplicarlas, más pronto verás los resultados que tienen.

En esta lista queremos mirar el hecho de que a veces dejamos a un lado cosas que pueden significar descubrimiento y disfrute personal por estar inmersos en el trabajo y las responsabilidades.

Claro, es importante darle forma a nuestra carrera y buscar una estabilidad, pero también es importante crear buenos recuerdos y exprimir los años de juventud, porque pueden irse más rápido de lo que creemos.

«Por qué Dios, por qué» dice Joey.
Capítulo de Friends donde los personajes cumplen 30 años.

Estas son 20 cosas que hacer antes de tener 30 años, entre ellas se encuentran hábitos y cosas mucho más personales, pero, puedes decidir si se adaptan a tus planes y en caso de que no, puedes hacer modificaciones que te dejen más satisfecho.

  1. Descubre tu potencial

A través de los años tendrás que atravesar por diferentes situaciones que te llevarán a ver de lo que realmente eres capaz.

Cuando hayas descubierto tu fuerza y potencial puedes apuntar a puestos laborales u oportunidades que vayan de acuerdo con este.

Así sabrás tu valor y podrás hacer que otras personas también sepan de tu fuerza y poder.

  1. Haz un viaje en solitario

Viajar solo es algo que deberías hacer cuando aún tienes la oportunidad.

Puede que después de los 30 años tu vida cambie de manera significativa y tengas diferentes raíces que te amarren para no poder llevar a cabo esta aventura.

Viajar en solitario te puede llevar a conocer nuevas personas, salir de tu zona de confort y descubrir quien eres realmente.

En medio puedes encontrar mucha diversión y momentos únicos que llenarán el álbum de tu memoria con las mejores historias.

- Patrocinado -

Tomar el riesgo de viajar puede incluso cambiar tu perspectiva frente a la vida y aclarar tus proyectos y sueños.

  1. Desarrolla el hábito del ahorro

En ocasiones cuando estamos jóvenes no nos preocupa tener ahorros y pensamos que es demasiado pronto para hacer planes de jubilación, pero, nunca es demasiado temprano para comenzar con un proyecto que será el sustento de tu futuro.

El hábito del ahorro puede ser sinónimo de lucha para algunas personas, ya que sienten que al ahorrar se están privando de vivir al máximo el presente, sin embargo el ahorro es una herramienta de vida que siempre deja buenos frutos.

Puedes empezar con poco, destinando un bajo porcentaje de tu sueldo.

Si esto resulta demasiado difícil puedes recurrir a aplicaciones móviles que te lo recuerden, o incluso a un banco de tu preferencia, que destine una parte de tu sueldo a una cuenta de ahorros.

Aunque ahora parezca una pequeña cantidad, cuando llegues a tus 60 años, verás como la cifra será mucho más grande.

  1. Trabaja en tus debilidades

Todas las personas tenemos debilidades, pero algunos individuos deciden trabajar en ellas, fortalecerlas e incluso llegan a convertirlas en sus fortalezas o ideas de negocio.

Las debilidades no son desventajas, nos muestran que todos somos diferentes, es precisamente lo que hace al mundo tan variado e increíble.

  1. Arriésgate a vivir esa aventura que siempre pensaste evitar por miedo

Muchas personas tienen miedo de hacer bungee jumping, paracaidismo, o incluso de montar en atracciones mecánicas extremas.  

Estas aventuras generan montones de adrenalina y te ayudan a superar esos miedos que te detienen y te alejan de vivir momentos inolvidables.

Ponte en manos de profesionales y experimenta una de esas aventuras, verás que después de eso, la vida parecerá mucho más bonita y tendrás historias increíbles para compartir con tus hijos sobre como has vivido una vida increíble.

  1. Haz algo que te haga sentir pleno

Más allá de tu carrera, buscar realizar actividades que te hagan sentir feliz, pleno.

Algunas personas encuentran disfrute en servir a los demás, esto puede ser a través de diferentes canales, sólo asegúrate de encontrar una actividad que te genere placer y crecimiento personal, aunque esta no se traduzca en entradas de dinero.

  1. Deshazte de los malos hábitos

Vencer los malos hábitos es algo que requiere de dedicación y devoción, pero es algo que se traduce en frutos personales.

Muchas personas buscan mejorar sus hábitos de sueño, porque sienten que no descansan lo suficiente o que sus rutinas nocturnas pueden ser incluso dañinas para su salud física y mental.

Otras personas tienen hábitos como fumar, que con el tiempo puede conllevar a problemas de salud graves.

Sin embargo, los malos hábitos también son pequeños actos como mentir en exceso, criticar destructivamente o querer intervenir en la vida de las demás personas sin que eso haya sido pedido.

Vencer esos pequeños hábitos perjudiciales puede resultar en una vida mucho más tranquila y disfrutable.

  1. Aprende otro idioma

Aprender un segundo idioma es algo que cambia la vida de las personas, los idiomas cargan consigo rasgos culturales que además de enseñarnos cosas diferentes sobre el mundo, expanden el pensamiento y regalan nuevas perspectivas.

Esto, además, crea nuevas posibilidades de socializar con personas de otros lugares del mundo.

Se ha demostrado que con el paso de los años el cerebro experimenta mayor dificultad al querer dominar un idioma extranjero, por eso, una buena idea es aprender a hablar otra lengua antes de cumplir 30 años.

  1. Mejora tus habilidades comunicativas

La comunicación es una de las herramientas más importantes que tenemos y en ocasiones no le damos la importancia que esta se merece.

Muchas personas pierden oportunidades por falta de una buena comunicación.

Existen muchas maneras para mejorar tus habilidades comunicativas, y si llegas a hacerlo, seguramente experimentarás mejores oportunidades, buenas relaciones con los demás  y una sensación de que ahora las personas entienden eso que quieres transmitir.

  1. Comienza a hacer ejercicio

La actividad física es algo que tu cuerpo puede agradecer cuando se encuentre con el paso de los años.

Si esperas disfrutar de buena salud y un estilo de vida tranquilo, deberás hacer ejercicio y comer bien, de lo contrario puede que te encuentres con enfermedades y dolores.

Si el sedentarismo hace parte de tu vida, empieza con pequeños cambios que puedas mantener, crea un plan de salir a correr, caminar o ir al gimnasio, también, puedes optar por el yoga que además podrá llenarte de energía física y espiritual.

Si esto te resulta difícil al comienzo, busca un familiar o un amigo que te motive a dejar la cama o el sillón y sal a darle a tu cuerpo lo que necesita para mantenerse en forma.

  1. Aprende a administrar tu energía

Durante el día todos experimentamos picos ascendentes y descendentes de energía, esto normalmente está ligado a los hábitos de sueño y a las diferentes actividades que llevamos a cabo durante el día.

Para ser más productivos y realizar las tareas pendientes de manera efectiva es importante saber detectar esos picos y los factores que tienen influencia en ellos.

En ese camino, deberás hacer cambios en esas cosas que afectan negativamente tus resultados y aplicar esos que te dan empujes de productividad.

Para algunas personas funciona una taza de café, para otras un sitio tranquilo o un buen grupo de trabajo.

  1. Deja a un lado los rencores

A través del tiempo vas a encontrar personas y situaciones que puedan generarte malos sentimientos como rabia y tristeza.

Esto es algo normal y debemos saber manejar las malas energías y sentimientos que nos pueden dejar ciertas vivencias.

No tiene sentido aferrarse a algo que sucedió hace años y sentirse mal por ello.

No necesitas esa negatividad en la vida, y es mejor dejar esos fríos sentimientos a un lado. Intenta resolver tus diferencias con la otra persona y deja ir algo que no sea necesario en la vida.

Si no es posible resolver el asunto con los otros individuos, sana en tu interior, eso será suficiente para vivir mejor.

  1. Lee más

La lectura es un hábito que enriquece la mente y nos acerca a eso que quisiéramos alcanzar.

Esta tiene varios beneficios, como estimular tu imaginación, mejorar tus habilidades de comunicación, mantener tu cerebro alerta y también te ayudar a aprender cosas nuevas.

Algunas veces terminar un libro es un reto para las personas, por lo que es importante comprometerse para obtener los buenos resultados.

Es ideal crear una lista de libros que puedan contribuir a las metas personales y comprometerse a terminarlos antes de llegar a los 30.

  1. Aprende a manejar el estrés

El estrés es algo que nos golpea a todos en algún momento de la vida.

Es importante conocer factores y hábitos que nos ayuden en los momentos de estrés para así no llegar a desarrollar malas reacciones como la depresión, la falta de sueño y de apetito.

La actividad física es una de las mejores formas de liberarse exitosamente del estrés.

  1. Descubre los buenos aspectos que trae un fracaso

En la vida no siempre encontraremos el éxito, por eso es importante aprender a aprovechar las situaciones que llegan con un fracaso.

Las personas que saben sacar lo mejor de todas las situaciones, aunque sean negativas, son más recursivas, creativas y tienen mayor capacidad de recuperarse en menor tiempo.

Los fracasos dejan enseñanzas, experiencia y en ocasiones ideas que pueden futuramente llevar al éxito y bienestar personal.

  1. Invierte

Cuando tengas la oportunidad de invertir en activos, ¡hazlo!

La inversión puede conllevar a mayor estabilidad financiera y riqueza.

Pero, asegúrate de investigar y estar seguro antes de realizar dichas inversiones.

  1. Recorre el país por carretera

Cada país esconde lugares increíbles capaces de robarte el aliento.

Si estás en Canadá un viaje por tierra para conocer el país puede tomarte un tiempo, pero encontrarás maravillas naturales que dejarán una marca y las mejores imágenes.

  1. Escribe los buenos recuerdos

Con el paso del tiempo podemos olvidar buenos momentos y recuerdos que hemos vivido, escribirlas es una buena forma de mantenerlos presentes en nuestra mente y además, ayuda a que cada vez que las leamos, podamos apreciar cuan afortunados somos de haber llegado hasta donde estamos y por todas las cosas y situaciones que hemos vivido.

Además, puede ser interesante para tus hijos y nietos, quienes puedan leer sobre esas cosas maravillosas que viviste en tus años de juventud.

  1. Identifica esas cosas que no quieres hacer

A través de los años tendrás oportunidades que podrán llevarte por diferentes caminos.

Debes aprender desde joven a identificar esas cosas que no quieres hacer y que te producen sentimientos de vacío e infelicidad.

  1. Busca estar satisfecho contigo mismo

Buscar la mejora y el éxito son dos cosas de suma importancia, pero también lo es, aceptar la realidad y esas cosas que no se pueden cambiar.

Esto hace parte del proceso de vivir una vida satisfactoria.

No caigas en el hábito de estar comparándote con otras personas, ya que cada vida y metas son diferentes y varían en cada caso.

Averigua eso que quieres lograr y trabaja por metas altas y realistas.

Intenta constantemente ser la mejor versión de ti mismo.

Publicidadspot_imgspot_img