Así se ven las granjas del futuro que usan menos agua y no dependen del clima para producir comestibles.

El uso desmedido de agua para la producción de alimentos es un problema para la humanidad, las granjas verticales son la solución a este problema para el futuro.

- Advertisement -

Cada año en el mundo se producen toneladas de alimentos, la producción mundial de alimentos ha crecido rápidamente en los últimos 30 años, logrando superar el crecimiento de la población.

Sin embargo, esto demanda un gasto del 70% de toda el agua que se consume en el mundo.

Granja Bowery, imagen tomada de Bloomerg.com David Williams

Los cultivos dependen de una irrigación constante que promueven el uso desmedido del agua.

Ahora con el problema inminente del cambio climático y las sequias alrededor del mundo, la seguridad alimentaria se ve en riesgo.

Hoy, el mundo puede producir suficientes alimentos para abastecer a la población mundial, incluso se estima que alrededor de 1,3 billones de toneladas de comida se desperdician.

Aun así, cientos de millones de personas pasan hambre y sufren de malnutrición porque no pueden acceder a la cantidad de comida que necesitan.

Con el paso del tiempo y el crecimiento de la población mundial, el problema del hambre podría verse agravado, esto añadiendo las predicciones de falta de agua en los años venideros.

Como una solución a los futuros problemas de cambio climático, seguridad alimentaria y sequias globales, nacen las granjas verticales.

Las granjas verticales se basan sobre un modelo innovador de cultivo, que reduce los espacios y se ayuda de la tecnología en todo el proceso de siembra y producción.

Si bien puede que estas granjas no luzcan como los campos abiertos que estamos acostumbrados a ver, estos sitios tiene la capacidad de producir alimentos incluso en mayor cantidad que las granjas tradicionales.

 Las granjas verticales como las de Bowery Farming, Plenty o Gotham Greens, pueden trabajar todo el año sin interrupciones.

Esto se debe a que utilizan lámparas de luz LED para simular los rayos del sol.

Además de esto los cultivos que allí se realizan son hidropónicos.

Pero ¿qué es un cultivo hidropónico?

Puede que por el auge que ha tenido el uso de esta forma de cultivo en los últimos años ya estés familiarizado con el término.

Pero si no, los cultivos hidropónicos son una técnica que no necesita de la tierra y los campos tradicionales para sembrar, las plantas pueden llevar sus raíces en suspensión o con soportes variados.

Esto además de eliminar la necesidad de grandes terrenos, permite que el agua sea utilizada, reciclada y reusada, lo que reduce el uso de este elemento al mínimo.  

imagen tomada de Shutterstock

Ahora, la preocupación de muchas personas frente a esta innovadora forma de producir alimentos es el sabor.

Mucho se habla de que, entre más naturales, los vegetales y frutas saben mejor, pero hay que considerar que dentro de las granjas verticales no es implementado el uso de pesticidas.

Además, durante su cultivo las plantas reciben los nutrientes que aportan su sabor característico.

Pero no te confundas, estos alimentos que allí se producen no son genéticamente modificados.

Los “granjeros” de estos sitios pueden determinar el sabor que quieren darle a un alimento, esto se logra añadiendo nutrientes que se encontrarían en la tierra y que logran moldear un sabor más picante o dulce, dependiendo de lo que se busque.

Si bien mirar dentro de una granja vertical puede darnos una idea estéril y algo fría en comparación con lo que estamos acostumbrados a ver, esta es una forma de innovación que representa un cambio esencial en la forma de administrar los recursos naturales y el espacio.

En un mundo con una población que está en constante crecimiento y que enfrenta problemas de cambios climáticos extremos y menor espacio, las granjas verticales pueden convertirse en la solución a todas estas problemáticas, las líneas para el futuro se están construyendo hoy y estos sitios son la base del cambio y la mejora.

Seguir leyendo




Cerrar