Aumentan los contagios de covid-19 en niños con la variante ómicron

Con la rápida propagación de la variante ómicron una de las principales preocupaciones es el impacto que ha tenido en los niños, pues se ha evidenciado un incremento en infecciones y hospitalizaciones en menores de todo el mundo.

La variante de covid-19 ómicron, parece que no ha dejado a nadie por fuera de su larga lista de contagiados. En este contexto, a nivel mundial se ha visto un aumento no sólo en contagios sino también en hospitalizaciones de niños debido al virus.

Para la primera semana del año, Estados Unidos, por ejemplo, reportaba un promedio de 672 niños internados a diario, lo que según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de este país se consideran las cifras más altas de menores recluidos en centros médicos desde que inició la pandemia.

En este mismo período, en el caso de España la incidencia en niños se situaba en aproximadamente 2.200 casos por cada 100 mil habitantes en el grupo de edad de los menores de 11 años.

Síndrome inflamatorio multisistémico y covid persistente

Si bien es cierto que los niños tienen menos probabilidades que los adultos de desarrollar una enfermedad grave a causa del covid-19, también es una realidad que pueden enfermar gravemente o morir.

Incluso en otras circunstancias pueden desarrollar complicaciones como el síndrome inflamatorio multisistémico potencialmente mortal y el covid largo.

En este sentido, según un estudio del Hospital Great Ormond Street de la UCL, en el centro de Londres uno de cada siete niños y jóvenes puede presentar síntomas de covid-19 hasta 15 semanas después de la enfermedad.

De hecho, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido (ONS), 117 mil niños de este país viven actualmente con covid de larga duración.

Aunque ómicron parece causar una enfermedad más leve que las variantes anteriores, las primeras investigaciones también sugieren que esta variante puede desencadenar más problemas en las vías respiratorias superiores, lo que puede ser más peligroso para los niños pequeños, pudiendo provocar crup y bronquiolitis.

El Dr. Peter Hotez, codirector de desarrollo de vacunas del Texas Children’s Hospital, declaró que el aumento de las hospitalizaciones por el covid-19 en el mayor hospital pediátrico de EE.UU. es inexacto.

“Hicimos un trabajo terrible vacunando a nuestros niños en todo el país (…). Así que, aunque se hable mucho de la variante ómicron, una enfermedad menos grave, cuando se suman todos los factores (…) tenemos una situación muy grave en este país, especialmente para los niños”.

Lo que suponen los datos es que alrededor del 17% de los niños estadounidenses de entre 5 y 11 años están totalmente vacunados. Pero, la gran mayoría de los niños hospitalizados en Estados Unidos no están vacunados, según la directora de los CDC, Rochelle Walensky. Lo que da una luz de las razones por las que esta situación ha ido en aumento.

Preocupación por el regreso a las escuelas

- Patrocinado -

Toda esta situación genera aún más preocupación cuando el regreso a las escuelas en todo el mundo es inminente.

Sin embargo, después de dos años de pandemia, los expertos en salud pública dejaron claro qué medidas de mitigación harían más seguras las aulas: vacunación, mascarillas en las aulas, pruebas periódicas, rastreo de contactos, sistemas de burbuja, aislamiento y mejora de la ventilación.

El director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa, el Dr. Hans Kluge, dijo a principios de diciembre que las mascarillas y la ventilación, combinadas con las pruebas, deberían ser una norma en todas las escuelas primarias y que la vacunación de los niños debería considerarse como primordial para los gobiernos de cada país.

Publicidadspot_imgspot_img