Autos eléctricos: ¿Nos encontramos frente a una nueva burbuja bursátil?

Rivian, la empresa estadounidense dedicada a la fabricación de autos eléctricos, se convirtió el pasado 10 de noviembre en la cuarta compañía de este sector en cotizar en el Nasdaq de Nueva York.

Rivian, la empresa estadounidense dedicada a la fabricación de autos eléctricos, se convirtió el pasado 10 de noviembre en la cuarta compañía de este sector en cotizar en el Nasdaq de Nueva York.

Luego de haber vendido tan solo 156 autos, esta corporación adquirió un valor bursátil de $146 mil millones de dólares, superando durante varios días al segundo mayor fabricante mundial de automóviles, Volkswagen, con $121 mil millones.

Para explicarlo de otra forma, Rivian todavía no ha generado ingresos y ya vale más que Volkswagen en bolsa. Igual que Lucid Motors otra compañía de la automoción, que supera a Ford, aunque venda 152 veces menos.

Toda esta situación, hace pensar a los expertos en una nueva burbuja bursátil impulsada por las empresas de fabricación de autos eléctricos. Ya que estas compañías que aún no tienen ingresos visibles han ganado un gran valor en la bolsa.

Los datos que acompañan esta teoría

Tesla, el gigante de este sector, tiene ahora una capitalización de mercado de casi $ 1.2 billones de dólares. Esa cifra supera las capitalizaciones de Toyota, Volkswagen, General Motors, Ford, Daimler, BMW, Stellantis, Honda, Kia y Hyundai, juntos.

Por si fuera poco, como lo mencionamos ahora Rivian y Lucid Motors, también entran al juego con sus espectaculares debuts en la bolsa. Esta última en solo cinco meses ha alcanzado un valor de $85 mil millones de dólares, incluyéndose por encima de Ford, con unos $79 mil millones de dólares.

Hasta aquí todo parecería indicar que estas nacientes compañías se apoderarían del mercado, llevando al descenso a las empresas automotrices tradicionales. Pero, lo cierto es que las valoraciones de mercado de Ford y GM también han aumentado considerablemente.

- Patrocinado -

De hecho, desde principios de este año, las acciones de Ford se han duplicado y las de GM han subido aproximadamente un 150%.

Estos fabricantes de automóviles de la vieja escuela se están reinventando como productores de vehículos eléctricos. En mayo, Ford presentó una versión eléctrica de su camioneta F-150 más vendida y en GM está trabajando en una versión eléctrica de su camioneta Chevy Silverado.

Así las cosas, no queda más que realizar algunas comparaciones. Tesla vende en un año 499 mil vehículos. Mientras que Toyota y Volkswagen han entregado en 2020 más de 9.528.000 y 9.305.000 vehículos respectivamente.

Por otra parte, ya hemos dicho que Rivian ha vendido hasta ahora 156 unidades, estando en cuarta posición de la bolsa. Lucid ha entregado unos 520 vehículos, mientras Ford por detrás de ella en la tabla, ha enajenado más de 4.150.000 unidades.

Esto no quiere decir que finalmente Rivian, Lucid y compañía no puedan finalmente resultar en unas compañías fuertes y den muchos beneficios a sus accionistas. Pero la verdad es que el número de competidores 100% eléctricos aumenta.

Si a esto le sumamos que la gran mayoría de las compañías tradicionales están lanzando o en el camino de lanzar automóviles gamas completas de vehículos eléctricos y cuentan ya con instalaciones amortizadas, trabajadores formados, redes de fabricantes de componentes y de distribución establecidas y otro largo etc de elementos intangibles (reconocimiento de marca, fidelidad de clientes etc).

Todo esto, podría significar tanto una pesada marca que superar, así como un camino ya cubierto y que a otros todavía les falta por recorrer. Ya que, según lo dicho por los expertos, al final de la contienda lo que realmente tiene validez es el flujo de caja.

Publicidadspot_imgspot_img