Canadá flexibiliza medidas para viajeros

Paralelo a la reactivación económica y social en medio de la pandemia, los viajes internacionales son cada vez más frecuentes, y, a pesar de que los canadienses han podido transitar a destinos como EE.UU. durante este período, algunas medidas fronterizas complican las condiciones de desplazamiento.

Paralelo a la reactivación económica y social en medio de la pandemia, los viajes internacionales son cada vez más frecuentes. A pesar de que los canadienses han podido transitar a destinos como EE.UU. durante este período, algunas medidas fronterizas complican las condiciones de desplazamiento.

Períodos de cuarentena obligatorios y las pruebas de COVID-19 a la salida y / o regreso, junto con las directivas anteriores de no embarcarse en viajes no esenciales en absoluto, eran algunos de los requisitos ineludibles en el país. Sin embargo, a partir del mes de junio el gobierno federal excluyó el programa de cuarentena hotelera.

De hecho, Canadá abrió sus fronteras para turistas desde el 9 de agosto para residentes estadounidenses y desde el 7 de septiembre para los demás visitantes. Ambos con la obligación de tener los esquemas de vacunación completos contra el COVID-19 con los biológicos aceptados: Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca/COVISHIELD o Janssen (Johnson & Johnson) y con por lo menos 14 días de haber obtenido la última dosis.

Pese a que las disposiciones para los viajeros en este punto parecían ser un poco más manejables, la prueba PCR continúa siendo uno de los requisitos indispensables de ingreso al país. Siendo esta una de las condiciones más difíciles de cumplir, puesto que conseguir una prueba molecular no es tan fácil ni económica. Teniendo además en cuenta que el resultado no puede ser de más de tres días.

¿Cuáles son las nuevas consideraciones?

Aquí es donde viene una nueva buena noticia. De acuerdo con lo que se ha podido conocer, Ottawa finalmente decidió flexibilizar un poco esta condición.

El gobierno cancelará el requisito de la prueba PCR, aunque de momento sólo será para situaciones seleccionadas. En este sentido, sólo los ciudadanos canadienses y los residentes permanente podrán reemplazar la prueba molecular por una prueba de antígenos, la cual es mucho más económica y fácil de obtener. Todo esto, siempre y cuando sea un viaje rápido de menos de 72 horas.

Sin duda alguna, esto facilitará las condiciones de viaje de los canadiense dado que mientras las pruebas PCR pueden costar más de $ 300 dólares estadounidenses y los resultados pueden tardar varios días, las pruebas rápidas de antígenos cuestan tan solo $ 20 y los resultados están disponibles en minutos.

- Patrocinado -

Los lugares donde pueden realizarse este tipo de pruebas también resultan más accesibles. En el caso de encontrarse en Estados Unidos, podrá reservar y acercarse a cualquier farmacia e incluso también en los aeropuertos y con las aerolíneas puede realizarse el procedimiento.

Si, por el contrario, usted viaja hacia Estados Unidos desde Canadá sin importar el período de duración de su viaje, será suficiente con presentar su comprobante de vacunación y el resultado de la prueba de antígenos para ingresar al país.

Por otra parte, los demás ciudadanos extranjeros que desean entrar a Canadá cualquiera que sea el caso e incluso los mismos canadienses que regresen de un viaje más largo, tendrán que seguir presentando el resultado de su prueba molecular para el acceso sin inconvenientes.

Publicidadspot_imgspot_img