Comenzó la cuenta regresiva para el uso de las monedas digitales alrededor del mundo

La tecnología se ha colado en nuestra cotidianidad de manera contundente. Hoy ordenamos comida desde aplicaciones, nos comunicamos con nuestros seres queridos sin importar la distancia y realizamos cualquier tipo de transacción bancaria a través de nuestro celular y conexión a internet.  

Precisamente esta forma de hacer uso de nuestro dinero ha llevado a muchos países a tomar la decisión de digitalizar su moneda legal. Justamente, Algunos países del Caribe han sido los pioneros en establecer este tipo de divisas virtuales que tienen el respaldo de la autoridad financiera correspondiente.

Hoy esta propuesta se ha puesto sobre la mesa por el anuncio que hizo Joe Biden sobre la decisión de explorar en la creación de una moneda digital para Estados Unidos con el soporte de la Reserva Federal.

El mandatario firmará una orden ejecutiva que ordena a su administración dar «la máxima prioridad al desarrollo y la investigación de una posible moneda digital del banco central (CBDC) para Estados Unidos», según un comunicado.

¿Qué son los CBDC (moneda digital de banco central)?

Las CBDC son monedas digitales que emiten los bancos centrales y sirven como una alternativa al dinero en efectivo. Está regulada por un estado en específico o una comunidad de estados.

Este tipo de activo digital tiene 4 características principales:

  • Se intercambia entre pares
  • Es universal
  • Es anónimo
  • No devenga intereses.

El funcionamiento depende mucho de la tecnología que se use para su creación.

Diferencia con las criptomonedas

Las denominadas CBDC (Central Bank Digital Currency) son monedas digitales que cuentan con el respaldo del banco central del respectivo país o de un conjunto de territorios. Se trata de dinero virtual que es emitido -de manera digital- por la autoridad financiera del país. Lentamente se han ido posicionando como alternativas a las criptomonedas sin perder el control.

A diferencia de las criptomonedas, no son emitidas por privados ni tampoco son completamente descentralizadas, como el bitcoin. La ventaja de usarlas sobre el dinero impreso es que su costo de transacción es menor y sirven para promover la inclusión financiera, entre otras.

Otra de las grandes diferencias es la volatilidad. Con las monedas digitales los bancos centrales apuntan a la estabilidad financiera. Mientras tanto las criptomonedas, como el bictóin, cuentan con niveles altos de volatilidad e incertidumbre en el mercado.

CBDC en uso

Luego de un exitoso plan piloto realizado en 2019 en la isla de Exuma, Bahamas se convirtió en el primer país en lanzar una moneda digital respaldada por su Banco Central en octubre de 2020. El ejemplo bahameño empujó al Banco Central del Caribe Oriental, que es la autoridad monetaria de la mayoría de los territorios de la región, a lanzar su promedia divisa electrónica: el DCash. Inicialmente comenzó con cuatro países en marzo de 2021, pero ya se ha expandido a otros tres territorios que están bajo su alero. Fuera del Caribe, el primer país en impulsar su moneda digital fue Nigeria, que lanzó el eNaira en octubre de 2021, poco tiempo después de que se prohibieran las criptomonedas en el país.

Planes de exploración de CBDC

- Patrocinado -

De acuerdo con el Atlantic Council, actualmente hay 87 países -que representan el 90% del PIB mundial- que están al menos explorando la idea de desarrollar una CBDC, cuando en 2020 la cifra sólo ascendía a 35 países.

Aunque si hablamos de procesos de prueba que se encuentran en pleno, son en total 15 países que estás ad-portas de sacar a la luz sus monedas digitales, o bien completaron esas etapas de prueba y aún no concretan el lanzamiento.

La mayoría de los países en esta etapa se encuentra en Asia, donde destaca la iniciativa de China por impulsar el yuan digital, algo que está probando en 11 regiones del país y que incluso tuvo actividad durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Beijing este año.

En total hay otros 16 países que tienen proyectos en distintas etapas de desarrollo, con metas trazadas o a la espera de resultados de investigaciones que se realizan para estudiar su factibilidad e implementación.

De momento, el anuncio de Joe Biden, quien ordenó a su gobierno evaluar la creación de una moneda digital respaldada por la Reserva Federal (Fed), da un nuevo empujón a este tipo de iniciativas.

Publicidadspot_imgspot_img