¿Comer en casa o en restaurante? La pregunta que sigue rondando la cabeza de los canadienses

Con la llegada de la Etapa 3 de la reapertura salir a comer a restaurantes es una realidad, pero muchas personas siguen considerando si esta opción es conveniente o trae más problemas que beneficios.

- Advertisement -

Las autoridades ya dieron paso a la apertura de los restaurantes en muchos lugares del país, pero a pesar de tener luz verde por parte del gobierno muchas personas siguen temerosas por el riesgo que existe de contraer el coronavirus mientras están en un restaurante.  

Desde la reapertura los restaurantes lucen un poco diferente, ahora es común encontrar divisiones acrílicas, desinfectante de manos en cada esquina y señales que demandan el distanciamiento social.

Puede ser que, por esta nueva apariencia más estéril y cuidadosa de los restaurantes, las personas ya no se sientan seguras de sentarse a comer y compartir el espacio con otros individuos, cosa que anteriormente era algo cotidiano y que no representaba un peligro sanitario.

Pero ¿comer afuera de verdad representa un peligro para la salud o es una práctica segura?

Según las autoridades de la salud comer afuera no conlleva un alto riesgo de contagio, siempre y cuando se haga al aire libre en espacios como terrazas, jardines o balcones y las personas respeten la distancia aconsejada.

Por otro lado, comer en espacios cerrados incrementa el riesgo de contraer el coronavirus.

Eso debido a que, se sabe que en espacios cerrados donde no es posible la circulación del aire, las partículas que contienen el virus pueden circular y encontrar nuevos huéspedes con mayor facilidad.

Esa puede haber sido la causa del repentino aumento de los casos positivos de coronavirus en personas jóvenes en las provincias de British Columbia y Alberta.

Entonces, decidir ir a un restaurante donde se permite comer en el interior se han convertido en un problema mayor que podría afectar a familiares y demás personas con las que se tiene contacto.

Esto es algo que han considerado algunos dueños de restaurantes, quienes han decidido continuar con las puertas de sus negocios cerrados y dando la opción de llevar a domicilio o pasar a recoger la comida, algunos de ellos piensan que no es algo moral exponer a sus clientes y trabajadores a una posible infección.

Hasta hoy Restaurants Canada reporta que aproximadamente un tercio de los trabajadores de la industria alimenticia del país todavía están sin trabajo debido a la pandemia.

Dicho fenómeno podría continuar por algún tiempo, debido a que las personas relacionan la reapertura con nuevos casos de coronavirus, y de hecho fue lo que sucedió en Estados Unidos, cuando se abrieron los bares y restaurantes y se vio un aumento de casos en estados como Florida y Arizona.

En el caso de Canadá y más específicamente de Ontario, la reapertura se ha llevado a cabo de forma progresiva y buscando cuidar a los residentes de estas regiones, David Williams, el director médico de salud de Ontario dijo que esperaba que toda la provincia pudiera estar en etapa 3 a finales de este mes de julio, lo que quiere decir que esta podría llegar muy pronto.

Entonces, es de imaginar que, a mayor contacto social, mayor numero de contagios se presentarán día a día.

Los pasos que se pueden seguir para reducir el riesgo de contagio son los que hasta ahora conocemos por parte de las autoridades, respetar la distancia, usar tapabocas en espacios públicos donde sea requerido, lavarse las manos con frecuencia, evitar tocarse la cara y mantener la guardia alta en busca situaciones o contextos que podrían facilitar un contagio con coronavirus.

Canadá hasta ahora se ha identificado por ser un país que busca cuidar a sus habitantes a la vez que protege su economía, el alcalde de Toronto John Tory pidió que la provincia implemente medidas adicionales en sitios como bares y restaurantes antes de que la cuidad ingrese finalmente a la Etapa 3.

Dicha petición podría traducirse en mayor cuidado, menos riesgo para las personas y menos casos nuevos de coronavirus.

Comer afuera podría no representar un peligro si se hace con cautela y respetando las normas que ya conocemos, pero, si en el caso personal se siente inseguridad y algo de miedo por considerar esta opción, también hay otras formas de apoyar la economía local sin tener que exponerse al virus de manera directa.

Muchos restaurantes han implementado un programa de certificados de regalo, que pueden ser canjeables en el futuro, otros están haciendo todas las adaptaciones de ley para ofrecer un servicio seguro y finalmente, siempre está la opción de pedir a domicilio para disfrutar de una buena comida sin tener que dejar la seguridad del hogar.

Seguir leyendo




Cerrar