Como es el futuro de las oficinas después de la pandemia, muchos empleados aseguran que quieren trabajar desde casa indefinidamente

El teletrabajo apunta a convertirse en la nueva modalidad laboral implementada por las empresas, aún después de que se levanten las medidas de distanciamiento social.

La pandemia del COVID-19 ha cambiado notoriamente la forma en que nos movilizamos, ejercitamos y trabajamos, ahora, con el auge del teletrabajo las empresas están reinventándose con el fin de mejorar su productividad  y generar un ahorro significativo que antes no lograban hacer. Expertos indican que cuando finalmente el mundo se abra nuevamente después de la pandemia, mucha parte de la economía, la sociedad y el lugar de trabajo no serán lo que recordamos.

En medio de la pandemia, cientos de empresas tuvieron que reinventar su manera de trabajar, dicha crisis impulsó a los empleados a trabajar y ser productivos desde casa, reconfigurando  permanentemente sus operaciones. Evidentemente el coronavirus ha impulsado la modalidad del teletrabajo, una idea que ahora las empresas ven como  una fuente de ahorro a largo plazo aun cuando tengan permitido reabrir sus oficinas, de hecho, tanto empleadores como empleados contemplan la idea de una vez se controle el virus  no ir a la oficina de lunes a viernes, o sea, no regresar a lo que se conocía como “normal”.

¿El uso del teletrabajo continuará más allá de la pandemia?, una vez las empresas notaron la cantidad de dinero que pueden ahorrar con la mayor parte de su fuerza laboral produciendo desde casa, las encuestas indican que gran parte del futuro laboral estará centrado en el “teletrabajo” porque es una medida que no solo brinda beneficios a los empleadores sino también a los empleados.

Tener mayor control del tiempo, trabajar cómodamente, estar en familia, disminuir el estrés y ser más productivos, son algunas de las muchas razones por las que los empleados aseguran querer trabajar desde casa indefinidamente. Una vez se permita la reapertura económica total, es probable que algunas empresas reanuden las labores presenciales, sin embargo, todo lucirá diferente, porque constantemente tendrán que realizar limpiezas más profundas y reforzar del distanciamiento social, además, tendrán que establecer límites en cuanto a la cantidad de personas que pueden ingresar a un elevador y oficina.

En los centros de trabajo seguramente habrá algunos cambios significativos a largo plazo, esto incluye que el regreso a la oficina esté cuidadosamente coreografiado, indudablemente verás por todos lados anuncios que recuerden el “lavado de manos” el “uso de gel antibacterial y de mascarillas”.

Con el propósito de ser cautelosos y evitar un rebrote del coronavirus, probablemente en un futuro próximo las prácticas de trabajo a distancia que adoptaron muchas empresas en las semanas recientes continúen para disminuir el aforo en las oficinas.

Será decisión de cada empresa retomar o no la manera en la que venía desempeñando sus funciones antes del COVID-19,  siempre y cuando cumpla con las medidas de bioseguridad impuesta por sus gobiernos y autoridades sanitarias.

Seguir leyendo




Cerrar