Conozca las preocupaciones que tendrá la economía de América Latina para este 2022

La economía latinoamericana crecerá sólo 2,1% este año, según las últimas proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con Panamá liderando la recuperación y Brasil en el último lugar de la lista.

El 2020 y el 2021 han sido años difíciles para economía a nivel mundial y la de América Latina no es la excepción, teniendo el covid-19 como factor principal de afectación en ella.

Los gobiernos hicieron frente con distintos paquetes de rescate fiscal que inyectaron a las economías locales un flujo de dinero equivalente al efecto que le provoca un respirador artificial en el paciente que no tiene aire, se lee en un informe publicado por la BBC Mundo.

La ola de estímulos fiscales y monetarios para enfrentar la emergencia está llegando a su fin y muchos países se han quedado con las arcas medio vacías, más pobreza y altos niveles de deuda pública.

Los países con las vacunaciones más lentas tendrán una menor y lenta recuperación en el aparato productivo de acuerdo con distintos expertos.

La economía latinoamericana crecerá sólo 2,1% este año, según las últimas proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con Panamá liderando la recuperación y Brasil en el último lugar de la lista.

Daniel Titelman, director de la División de Desarrollo Económico de la Cepal le contó a la BBC que, «Vamos a vivir una situación más compleja y difícil para la región».

El crecimiento será menor

Para este 2022 según la Cepal el crecimiento mundial será menor que el del año pasado, acercándose a un 4,9%, así las cosas, los dos mayores socios comerciales de Latinoamérica, Estados Unidos y China, seguirán esa tendencia de desaceleración económica.

Por lo tanto, se estima que las cadenas de suministro persistan por varios meses, acelerando los costos del transporte marítimo y haciendo más lento el flujo del comercio internacional.

El dinero prestado

Si las condiciones financieras siguen siendo más restrictivas en la medida las presiones inflacionarias persistan explica Daniel Titelman.

Daniel, dijo que, en la medida en que aumente la percepción de que las tasas de interés en el mundo desarrollado van a subir, “se generarán condiciones más restrictivas para el acceso al financiamiento por parte de nuestros países».

Lo que dice el informe del medio británico es que, las tasas de interés más altas o la reducción de la compra de activos por parte de los bancos centrales, podrían generar volatilidad en los mercados financieros y crear dificultades en las economías emergentes y en desarrollo.

- Patrocinado -

Cuando las tasas suben en los países desarrollados, los inversores mueven sus capitales hacia ellos desde regiones como América Latina porque les resulta más rentable.

“Así, los países de la región tienen que pagar más intereses en el momento de pedir dinero prestado en el exterior”, se lee en la nota periodística.

Hay que decir, que, cuando suben las tasas de interés en EE.UU. uno de los efectos que se producen es que el dólar se aprecia en relación a las monedas locales de los países de la región.

Desde la perspectiva de las familias, como las tasas de interés ya han estado subiendo significativamente en los países latinoamericanos, el costo de pedir dinero prestado ya está disparándose.

Dicen los conocedores de la materia que, se ha vuelto más caro pedir un crédito y, por esa razón, muchas personas tienen dificultades para adquirir una vivienda.

Las materias primas

El año pasado el precio de las materias primas registró un fuerte aumento, lo que favoreció a varios países exportadores de commodities de Latinoamérica.

Pero muchos conocedores del tema señalan que esta situación no se repetiría este año.

La Cepal dice que los precios se mantendrán en el nivel que están actualmente o probablemente experimenten una leve caída respecto a 2021.

Los países que han resultado más favorecidos con el alza en los precios de las materias primas han sido los exportadores de hidrocarburos.

Equilibrara la balanza

Entre los retos que tendrá América Latina en 2022 es reducir la inflación sin dañar el crecimiento.

Los países tendrán el dilema entre encontrar la mejor fórmula para bajar los precios o empujar el repunte económico y la creación de empleo.

«Los bancos centrales tienen otras herramientas para controlar la inflación que van más allá de las tasas de interés», señala Titelman.

Publicidadspot_imgspot_img
error: Este contenido esta protegido y no puede ser copiado.