Conozca por qué Venezuela está levantando cabeza en su economía

De acuerdo con cálculos de la Fedecámaras, el principal gremio económico, en el 2021 el sector privado creció entre 3,5% y el 4%, cifras que podrían subir este 2022.

Durante años, una tragedia tras otra ha obligado a millones de venezolanos a abandonar su patria.

La hiperinflación, hambre, brotes de malaria y continuos apagones que dejaron a todo el país a oscuras durante una semana han llevado a esta economía a ocupar el vagón de cola de Sudamérica pese a ser el país con más reservas probadas de petróleo.

Esta situación llevó a que seis millones de personas huyeran en lo que se ha convertido en la mayor crisis humanitaria occidental hasta la fecha, según Bloomberg.

Ahora, las tornas estarían cambiando. Aunque muchos venezolanos siguen abandonando el país para marcharse a Europa, los que se fueron a otros países de Sudamérica están empezando a volver.

Ahora, esta tendencia ha comenzado a cambiar y a tomar una forma totalmente opuesta, un movimiento que se encuentra en ciernes, pero que ya ha devuelto a decenas de miles de venezolanos a sus casas.

Este es un giro tan inesperado que incluso les resulta difícil de creer a los venezolanos que saludan a los que están volviendo.

Por un lado, la pandemia ha sido particularmente cruel con los migrantes dispersos por todo el mundo. Los trabajos son escasos y la xenofobia aumenta rápidamente.

Mientras tanto, en casa, la economía se ha estabilizado -contra todo pronóstico.

Datos de las proyecciones

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) no son tan optimistas y proyectan caídas del 5% y el 3% el año anterior, respectivamente.

“Hay un debate no saldado en términos de cómo fue el crecimiento macroeconómico en 2021”, apunta José Manuel Puente, economista venezolano y profesor del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA) que estima una contracción de un dígito para el año anterior.

La economía venezolana, de acuerdo a la consultora Ecoanalítica, sufrió una contracción del 80% entre 2013 y 2020.

- Patrocinado -

En ese mismo período, Puente estima que la caída fue de 75%.

Henkel García, director de la consultora Econométrica, coincidió con las proyecciones al alza del PIB en 2021, pero anotó que gran parte estuvo relacionado con el ‘efecto rebote’.

“Crecer 4% después de decrecer un 30% en 2020 te deja aún muy por debajo del punto de referencia de 2019 (…) Sí, crecimos en 2021, quizás la cifra final sea más alta, pero con ese asterisco de compararnos con 2020”.

El sector privado

Uno de los mayores beneficiados con las políticas de liberación de precios, dolarización de facto, la exoneración de aranceles y la mejora en los precios del petróleo, es el sector privado, duramente golpeado por la pandemia y la crisis económica.

De acuerdo con cálculos de la Fedecámaras, el principal gremio económico, en el 2021 el sector privado creció entre 3,5% y el 4%, cifras que podrían subir este 2022.

Los analistas consultados por medios especializados coinciden en que en este 2022 Venezuela también lograría un crecimiento de su economía.

Se estima un alza de un dígito motivado por el surgimiento del crédito bancario.

Medidas que aportaron a salir adelante

Consciente de una economía donde más del 64,3% (Ecoanalítica) de las transacciones se realizan en dólares, el régimen lanzó hace pocos días un paquete de medidas económicas que buscan incentivar el uso del bolívar y fomentar el recaudo tributario.

La primera medida es la reducción del encaje legal que pasa del 85% al 75% para expandir la base crediticia.

Con ello, la segunda medida, autorizar a la banca pública y privada para utilizar hasta el 10% de sus depósitos en divisas para dar créditos en bolívares indexados a la tasa oficial que publica el BCV.

La tercera medida es la reforma a la Ley de Grandes Transacciones Financieras (IGTF) que contempla una tasa del 0% al 2% para las transacciones en bolívares.

Esto tendrá una cuota entre el 2% al 8% para la compraventa dentro del sistema bancario en divisas o criptomonedas no emitidas por el BCV y entre el 2% al 20% para transacciones que no pasen por las instituciones financieras.

Reformas de libre mercado

Después de años de políticas intervencionistas fallidas que redujeron el PIB el presidente del país Nicolás Maduro, ha llevado a cabo una serie de reformas de libre mercado que están comenzando a impulsar el crecimiento.

Es una gran victoria para Maduro, un gobernante autoritario implacable que ha resistido a unas sanciones similares a las que han impuesto al régimen de su aliado cercano Vladímir Putin en las últimas dos semanas.

La Administración de Joe Biden, envió una misión a Caracas  para negociar la posibilidad de levantar las sanciones.

Un acuerdo permitiría a Venezuela exportar más petróleo, lo que ayudaría a compensar la pérdida de barriles rusos en los mercados internacionales, justo cuando los precios se disparan.

Es casi imposible ponerle un número exacto a estas reformas y políticas que están permitiendo el renacimiento de Venezuela, pero todo hace indicar que este cambio es producto de la necesidad.

La situación aún es crítica

Para mayor claridad, es una estabilización solo después de años de caídas catastróficas que dejaron a millones de personas viviendo en precariedad.

Según un estudio, la economía tendría que crecer un 10% anual durante 18 años consecutivos para volver a la realidad de 1997, un año antes de que Hugo Chávez, el mentor y predecesor de Maduro, ganara la presidencia por primera vez.

Nadie está diciendo que la crisis humanitaria haya terminado. Miles siguen yéndose.

Pero la emigración se ha desacelerado drásticamente: el flujo migratorio disminuyó un 60% respecto a 2020, según un estudio de la encuestadora Datanalisis.

«Hay gente que regresa, eso está claro», comenta Luis Vicente León, quien lidera el estudio de Datanalisis.

Esto, dice, está empujando la migración neta hacia cero (el Gobierno no publica estadísticas oficiales de migración).

Publicidadspot_imgspot_img