Durante el 2020 se incrementó la salida de ciudadanos de Nueva York y California, ¿por qué?

De acuerdo a un artículo publicado por Bloomberg, temas como la pandemia por covid-19, inseguridad, altos costos de vida e impuestos, son algunos de los motivos por los cuales cientos de ciudadanos de Nueva York y California han emprendido su «éxodo» hacia otras urbes de Estados Unidos.

Aunque pareciera que solo los multimillonarios como Elon Musk han buscado reubicarse en estados como Florida y Texas en Estados Unidos, la verdad es otra, pues ciudadanos considerados del “común” también han buscado una “salida” más económica a sus ciudades de origen.

Acorde con Bloomberg, los residentes de la ciudad de Nueva York y el área de la bahía de San Francisco “han tolerado durante mucho tiempo los gastos exorbitantes, los apartamentos abarrotados y otras desventajas debido al acceso a más trabajos, artes, cultura y entretenimiento”.

Igualmente, se expone que una de las principales y más recientes razones para que iniciara esta migración, fue la pandemia y sus efectos colaterales. Los ciudadanos al estar encerrados en espacios tan pequeños como lo son los hogares neoyorquinos, con precios altos y el trabajo remoto, decidieron “dejar atrás sus círculos sociales y profesionales para una mejor calidad de vida en otros lugares”.

Respecto a las entradas y solicitudes de las ciudades para este 2020, Linkedin compartió que entre los meses de abril a octubre, las principales metrópolis que han recibido a más ciudadanos son: Austin (Texas), Phoenix (Arizona), Nashville (Tennessee), Tampa  y Jacksonville (Florida).

De igual modo, el informe de Linkedin compartió que las urbes que más sufrieron migración de sus habitantes fueron: Hartford (Connecticut), Nueva York (Nueva York), Área de la Bahía de San Francisco (California), Chicago (Illinois) y Cleveland (Ohio).

The Council for Community and Economic Research, compartió que los servicios y productos como lo son: gas, corte de pelo, yoga, una bebida Coca-Cola, café y cerveza, en las ciudades anteriormente mencionadas pueden llegar a ser demasiado costosos.

Otro factor que fue determinante para los estadounidenses decidir mudarse fueron los incentivos fiscales, pues “las ciudades  en los estados con impuestos sobre la renta bajos o nulos atraen a la mayoría de la gente”. Lugares como Florida y Texas manejan una tasa de impuesto sobre la renta individual marginal máxima de cero.

Algunos piensan que el mudarse de las urbes más prometedoras respecto a las oportunidades laborales sería un “suicido” para sus carreras, pero la verdad es otra. Para ciertas personas como la asociada de una firma consultora, Savannah Augunas, este cambio de residencia de Nueva York a Maine ha sido algo positivo.

La mujer relacionó que los precios de su estado natal son mucho más llevaderos que en Nueva York, pues en “La Gran Manzana” pagaba por una habitación en Boerum Hill, Brooklyn, un valor mensual de US$1.375; mientras que en Portland solo paga US$850 al mes por un apartamento de tres habitaciones (donde una la adecúo para que sea su oficina), dos baños y un patio.

Lo último




Cerrar