El futuro económico de Canadá depende de los Start-ups

- Advertisement -

¿Son los Start-Ups el futuro financiero de Canadá?, la pandemia del COVID-19 ha generado una crisis financiera incalculable y ahora, los empresarios están luchando desesperadamente por salvar su patrimonio.

¿Una vez controlada la pandemia, iniciará la economía desde cero?, para que esto no suceda, en Canadá la inversión pública en las Start-Ups son realmente altas, porque en ellas está “el futuro económico del país”, por lo menos, así lo afirma Yung Wu, CEO de MaRS Discovery District, quien también explicó que en estos momentos de crisis financiera es cuando más se debe ayudar a estas “nuevas empresas” que “quieren convertirse en proveedores: grandes empresas que cambian el mundo y mantener empleos bien remunerados”.

En el año 2019 solo la ciudad de Toronto agregó 10.000 nuevos empleos tecnológicos impulsados ​​por un récord de $ 3.1 mil millones en capital de riesgo, además, en todo el país, más de 60.000 trabajadores al año se unen al sector tecnológico, un sector que paga el 51 por ciento más que el salario promedio del sector privado.

 Gran desarrollo en el empleo, la financiación y el ejercicio financiero son algunas de los beneficios que ha recibido el país gracias a los empresarios tecnológicos canadienses que han generado importantes avances positivos en los últimos 15 años, permitiendo así, construir un “ecosistema vibrante”.

De acuerdo con la opinión de Yung Wu, es el momento para que el país tome las medidas correctas que les permita a las Start-Ups más prometedoras sacar provecho de esta crisis  y que “emerjan de ella con la capacidad de recuperación financiera”. Está claro que, con la situación actual, solo las Start-Ups más fuertes “sobrevivirán”.

¿Cómo proteger el sector tecnológico durante la pandemia del COVID-19? La actual situación ha generado que más de 600 directivos ejecutivos de tecnología consultaran tanto al gobierno federal como al de Ontario para encontrar las mejores maneras de proteger el sector tecnológico del país, porque, aunque el gobierno de Trudeau ofreció  respaldar el 75% de los salarios en general, dicha medida no ha sido suficiente y se necesita ir más allá.

Dentro de las medidas que las Start-Ups requieren para tomar las mejores decisiones estratégicas posibles sobre el camino a seguir, están:

  • “Las provincias deben retener los créditos tributarios de innovación específicos, como el Crédito Fiscal de Innovación de Ontario, mientras trabajan con Ottawa para acelerar el reembolso a través de programas federales”.
  • “Los gobiernos también deberían diferir la recaudación de impuestos sobre la renta de los empleados, impuestos sobre la nómina, impuestos corporativos y alquileres, para asegurarse de que todos puedan pagar sus facturas durante un período en que las personas y sus empresas enfrentarán muchos desafíos”.
  • “Las agencias federales deberían acelerar los procesos de solicitud para mover el efectivo. Para las nuevas empresas correctas, deberían ofrecer préstamos a bajo interés con pagos diferidos. Otros programas de financiación deberían acelerar los pagos y eliminar lo que se conoce como «límites de apilamiento», que evitan que las Start-Ups combinen fondos de una variedad de fuentes”.
  • “Los gobiernos a todos los niveles deberían tratar de obtener bienes y servicios de compañías nacionales: proveedores de tecnología empresarial, compañías de infraestructura, empresas de tecnología de la salud. Deberían pedirles a otras industrias que reciben dinero de estímulo que hagan lo mismo.”

De no respaldar correctamente a las Start-ups “estaría en riesgo el futuro económico de Canadá”.

Seguir leyendo




Cerrar