El grupo de hackers ‘anonimus’ dice tener los secretos más sucios de trump y piden 42 Millones para no revelarlos

- Advertisement -

A pocos meses de realizarse las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el reconocido y temido grupo de hackers “anonimus” aseguran tener información capaz de comprometer la campaña electoral de Donald Trump.

Los ciberdelincuentes publicaron el fin de semana algunos detalles (correos electrónicos) de su material para demostrar que sus amenazas son ciertas y aunque el jueves 14 de mayo exigían un rescate de 21 millones, ahora, exigen 42 millones de dólares para no frustrar la campaña electoral del mandatario estadounidense. “Encontramos una tonelada de trapos sucios» afirmó el grupo REvil ransomware, los documentos fueron robados del bufete de abogados de Nueva York Grubman Shire Meiselas & Sacks, una prestigiosa firma de abogados que representa a grandes celebridades como Lady Gaga, Elton John, Robert DeNiro y Madonna.

Contenido robado de la firma de abogados Grubman Shire Meiselas & Sacks

El grupo REvil ransomware, también conocido como Sodinokibi, es quien está detrás de esta extorsión, los ciberdelincuentes robaron casi un 1 terabyte (1.000 GB) de secretos legales de figuras de la industria del entretenimiento y ya dio algunos detalles de su material. También alertaron a los votantes señalando que después de informar que tenían en su poder una tonelada de los secretos más sucios de Trump “no querrán verlo como presidente».

A pesar de que en los primeros documentos publicados por el grupo no hay nada incriminatorio contra Donald Trump, ellos aseguraron que podrían subastar los datos «Me apresuraría, en el lugar de su oponente, compraría todos los datos y los pondría al inicio de las elecciones. Eso sería divertido. Pero puedes adelantarte a él».

El bufete de abogados Grubman Shire Meiselas & Sacks sostiene que Trump no es ni ha sido cliente suyo, aún no se sabe cuál es la relación entre el mandatario y el bufete; hasta ahora, la compañía se ha negado a pagar, por lo que la amenaza cada vez es mayor.

El grupo de hackers pirateó y cifró el servidor de la empresa, robando 756 GB de datos altamente  confidenciales, los cuales incluyen direcciones de correo electrónico, números de teléfono, correspondencia personal, acuerdos de confidencialidad y más. Estas  amenazas son clasificadas por el FBI como un acto de terrorismo internacional.

El grupo afirmó que, de no recibir el dinero exigido, empezarán a divulgar información privada de celebridades como Lady Gaga, Barbara Streisand y de Donald Trump. Los piratas  informáticos exigieron el pago de los $ 42 millones en una semana, y emitieron una advertencia al famoso abogado Allen Grubman: «Grubman, destruiremos su empresa hasta el suelo si no vemos el dinero».

Según los delincuentes, la información que tienen en su poder es tan delicada que el precio es acorde al daño que podría llegar a ocasionar la divulgación. A pesar de la gravedad de las amenazas por parte de los hackers informáticos, Grubman se niega a negociar con ellos porque “no confía en este grupo y considera que pueden liberar los documentos incluso en el caso de pagar. Además, porque ni ellos, ni Estados Unidos negocian con terroristas”.

Seguir leyendo




Cerrar