¿En dónde se observará el próximo eclipse lunar?

La Nasa, cuenta que, “la verdadera acción comienza cuando la Luna comienza a desaparecer al entrar en la umbra alrededor de las 10:28 p. m. del día 15”.

Este año, la agenda de shows espaciales es imperdible. Lluvias de meteoros, danzas planetarias, eclipses solares y lunares, así como alineaciones planetarias son algunos de los eventos que tendrán lugar en este 2022.

Luego de un año, nuevamente habrá la oportunidad de observar uno de los fenómenos naturales más impresionantes: el eclipse total lunar.

Esta escena ocurre cuando la Tierra se mueve entre el Sol y la Luna, pero los tres no se alinean de la misma manera; y en efecto, la Luna se pone rojiza.

La escena astronómica ocurrirá entre la noche del 15 de mayo y la madrugada del 16.

Según las proyecciones de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), buena parte de los países del continente americano podrán admirar el tránsito de la sombra terrestre sobre la cara visible de la Luna.

Además, en algunos territorios de Europa y África verán parcialmente el fenómeno, pero en Asia está descartada la visibilidad.

La Nasa, cuenta que, “la verdadera acción comienza cuando la Luna comienza a desaparecer al entrar en la umbra alrededor de las 10:28 p. m. del día 15”.

Una hora más tarde, completamente dentro de la umbra, la Luna tiene un color cobrizo fantasmal.

“La totalidad dura una hora y media antes de que la Luna comience a emerger de la sombra central. A lo largo del eclipse, la Luna se mueve a través de la constelación de Libra”.

Así lo podrás ver

Para ver este espectáculo no necesita ningún tipo de esquipo espacial. Sin embargo, es importante que el cielo esté despejado y haya poca luminaria para verlo mejor.

Medios especializados, explican que este nuevo eclipse lunar será total, pero tiene una coincidencia poco habitual, por estar seguido de una “Luna de flores”. Además, este tipo de eclipse lunar se verá en el hemisferio norte con toda su intensidad.

- Patrocinado -

Es poco frecuente en un intervalo de tiempo tan corto, ya que solo serán unas pocas horas para poder ver el eclipse y luego la luminosidad intensa de la Luna.

Esta Luna es identificada como “Luna de Leche”, pero también le dicen “Luna de flores” o “Luna de mayo”.

Luna de flores

El nombre hace referencia a la primera floración de mayo, que tiene abundancia durante los primeros días del mes.

Las etnias nativo americanas también la asociaban por la cosecha y siembra del maíz, pero también para reconocer la Luna Llena, que es la última, antes de la llegada de la primavera.

Las tribus nativas americanas de agricultores fueron las que pusieron este nombre a esta luna por coincidir con la época de mayor florecimiento.

La NASA explica que tras registrarse el eclipse solar parcial del pasado 30 de abril, se completará el “ciclo solar” con otro eclipse parcial que será el próximo 25 de octubre, este último será visible en Asia, Europa y el noreste de África.

Lluvia de meteoros Eta Acuáridas

En mayo, la Tierra adquiere una región específica en relación con la órbita del Sol en la que “se concentran los fragmentos suspendidos de rocas, hielo y polvo”.

National Geographic dice que estos restos los deja el paso del cometa Halley.

Los tamaños de los escombros que se aposentan en el universo son variados, pero lo interesante es que al entrar en contacto con la atmósfera del planeta Tierra su aspecto cambia y adquieren una especie de resplandor.

El paso de los fragmentos es rápido y sucede por unos segundos, algo que se conoce como lluvia de meteoros Eta Acuáridas.

¿Por qué ocurren los eclipses?

Los eclipses son consecuencia de la revolución de la Luna alrededor de nuestro planeta, y se producen cuando la Tierra, la Luna y el Sol se encuentran alineados.

Existen dos tipos de eclipses: cuando la sombra de la Tierra cubre la superficie de la Luna, se trata de un eclipse lunar; en cambio, cuando la sombra de la Luna cubre la superficie de nuestro planeta, se trata de un eclipse solar.

La órbita de la Tierra alrededor del Sol describe un plano denominado eclíptica, que está inclinado siete grados con respecto al ecuador solar.

La Luna, por otra parte, órbita alrededor de nuestro planeta en un plano cuya inclinación con respecto a la eclíptica es de cinco grados.

Esto hace que la Luna se encuentre por encima o por debajo de la eclíptica durante la mayor parte de su órbita.

Los puntos en los que la órbita de la Luna intersecta el plano orbital de la Tierra se denominan nodos, y son dos: el ascendente y el descendente. Precisamente debido a que el plano orbital de la Luna no es paralelo a la eclíptica, los eclipses no son un fenómeno frecuente.

Sólo cuatro veces al año se da una configuración en la que los tres astros se encuentran sobre una misma línea recta, que intersecta ambos nodos.

Durante la mayor parte de las ocasiones en que la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra durante la fase de Luna nueva, o nuestro planeta se encuentra entre la Luna y el Sol durante la fase de Luna llena.

Publicidadspot_imgspot_img
error: Este contenido esta protegido y no puede ser copiado.