En medio de escándalo sexual, la reina Isabel despoja al príncipe Andrés del título real

A través de un comunicado, el Palacio de Buckingham anunció que los títulos militares y los patronatos reales del príncipe Andrés han sido devueltos a su madre, la reina Isabel II; esto después de verse involucrado en un caso de abuso sexual a una menor de edad.

Desde que saltó al público la historia de los abusos sexuales y red de tratas de personas de Jeffrey Epstein, la imagen del príncipe Andrés se ha visto salpicada por una demanda interpuesta por Virginia Giuffre, una sobreviviente destacada del entrampado delito.

Esta mujer alega que el príncipe abusó de ella cuando tenía 17 años, mostrándose como víctima de las presuntas prácticas de trata de personas organizadas por Epstein, quien se quitó la vida en prisión después de ser detenido en el año 2019.

Luego de que toda esta situación saliera la luz la reina Isabel II, decidió alejar de las tareas públicas a Andrés. Desde entonces, el duque se ha mantenido en un discreto segundo plano, aunque negó las acusaciones en su contra.

Sin embargo, a pesar del complejo escenario, mantenía sus títulos honoríficos de pertenencia a ocho regimientos británicos, incluido el de la Guardia de Granaderos y el de coronel en jefe de tres regimientos del ejército canadiense: los fusileros Princess Louise, los fusileros reales de las Tierras Altas de Canadá y los guardabosques de York de la reina.

El avance del proceso y las consecuencias

Toda esta situación se había mantenido con cautela desde aquel momento, hasta que hace pocos días un juez de Nueva York rechazara una moción para desestimar la demanda civil contra el príncipe Andrés.

Para el caso, el juez de distrito Lewis A. Kaplan falló en contra, citando que la ley “prohíbe que el tribunal considere en esta etapa del proceso los esfuerzos del acusado por poner en duda la veracidad de las alegaciones de la Sra. Giuffre”.

Los abogados del ahora expríncipe, habían alegado que la denuncia debía ser desestimada y que no debía permitirse que Giuffre demandara al Príncipe, ya que ella firmó un acuerdo con Epstein en 2009 por $500 mil dólares, según el cual la víctima acordaba no emprender ninguna acción legal contra otras personas.

- Patrocinado -

No obstante, el abogado de Giuffre, argumentó que el acuerdo es irrelevante para su demanda, señalando que Andrés no lo conocía en ese momento y que no se aplicaba a él.

Esta decisión del juez implica que los abogados del hijo de Isabel II deberán presentar las pruebas solicitadas por la acusación en caso de que decidan seguir haciendo frente a la denuncia y no opten por un acuerdo, lo que podría demorar meses e incluso años.

Ahora, como parte de este escándalo y sin poder enterrar el caso, el duque da un paso más en su pérdida de estatus en la casa de Windsor. Devolviendo a la reina con efecto inmediato, todos sus títulos, los cuales serán redistribuidos a otros miembros de la familia real.

Con esta medida, el Palacio de Buckingham ha dejado claro que no quiere saber nada de un proceso que amenaza con resultar más turbio cada día que pase. Por eso la mención especial, en el comunicado, es que Andrés se defenderá “a título de ciudadano privado”.

Publicidadspot_imgspot_img