En Ontario algunos de los mejores destinos al aire libre están cerrando debido al hacinamiento

- Advertisement -

Desde que la provincia permitió la reapertura de los parques naturales y demás atracciones al aire libre, ha aumentado significativamente las excursiones de un día a estos lugares, generando problemas de hacinamiento.

Las playas, las áreas de conservación y los espacios verdes en general, se han convertido en la gran escapatoria de los habitantes de Ontario que por la pandemia han visitado más recurrente de lo normal las atracciones al aire libre, sin embargo, a pesar de los esfuerzos de las autoridades por controlar las multitudes, algunas áreas han tenido que cerrar nuevamente por el incumplimiento de los turistas en las reglas de salud pública para contener el brote.

Prince Edward County y Wasaga Beach, son algunos de los destinos de Ontario que han presentado problemas con su capacidad luego de que por varios fines de semana acudan grandes multitudes, de hecho, ambos destinos en reiteradas ocasiones han  pedido a los visitantes que se queden en casa durante las horas pico, como los fines de semana.

Wasaga Beach ha presentado serios problemas por las multitudes que especialmente se presentan los fines de semana, la popular playa cerró durante algunos días mientras implementaba medidas efectivas para controlar el distanciamiento físico de los turistas, ahora, gracias a 4 cápsulas adaptadas para aproximadamente 800 personas, pudo abrir nuevamente, aunque, con normas de estricto cumplimiento.

Los problemas que se han presentado en Wasaga Beach y en Prince Edward County, no son ajenos a los problemas registrados en Morningstar Mill, un sitio popular por sus edificios históricos y el acceso a senderos y cascadas escénicas  en la ciudad de St. Catharines, donde, por superar en repetidas ocasiones su capacidad máxima y por tener que rescatar en los últimos días a personas, la ciudad ha prohibido el acceso al área.

“Las personas no han prestado atención a las medidas de salud y seguridad de COVID-19”, declaró la ciudad en un comunicado de prensa donde también comunicó que debido al alto flujo de visitantes cerró las playas a los no locales.

El alcalde Walter Sendzik, dijo: “Desde que abrimos nuestras playas a principios de este verano, nos enfrentamos a una situación en la que están superpobladas y bajo presión. A medida que continuamos bajo órdenes de emergencia, al limitar temporalmente el acceso a los residentes de Niágara solo podemos ayudar a limitar el riesgo de propagar COVID-19 en nuestra comunidad.”

Las altas temperaturas han impulsado a las personas a abarrotar las playas, sin tomar en cuenta el distanciamiento físico de dos metros, por tal motivo, en el municipio más rural de Trent Hills, las autoridades tuvieron que cerrar algunos lugares por el resto de la temporada.

Los populares destinos turísticos ubicados a aproximadamente dos horas de Toronto, el Puente Colgante de Ranney Gorge y el Parque Crowe Bridge están cerrando debido a «multitudes abrumadoras e informes de comportamiento imprudente», junto con estacionamiento ilegal en la carretera. Para evitar el acceso al lugar se instalarán barricadas. Ahora los turistas no podrán visitar el área para realizar caminatas y acampar.

A pesar de que las autoridades de algunos de los destinos turísticos naturales más populares de la Provincia han intentado manejar el flujo de turistas en estos tiempos de pandemia, ha sido evidente como las reglas de salud pública se continúan ignorando, generando un gran riesgo para un rebrote.

Seguir leyendo




Cerrar