Estudiantes extranjeros en Canadá piden una reforma a las reglas de inmigración debido al coronavirus

Como el coronavirus ha tenido impacto en el mercado laboral canadiense, más estudiantes inmigrantes se preocupan por su futuro laboral y sus oportunidades para poder quedarse en el país.

El pasado sábado 12 de septiembre se llevó a cabo una manifestación fuera de la oficina de Chrystia Freeland, la viceprimera ministra. La manifestación tenía por fin exigir que las normas que existen actualmente para los estudiantes extranjeros sean modificadas.

De acuerdo con los estudiantes, el país es muy exigente y estricto en lo que se refiere al proceso para adquirir la residencia permanente.

Adicional a esto, los manifestantes sostienen que la condición del mercado laboral canadiense ha cambiado debido al coronavirus y hace que las demandas para adquirir la residencia sean inalcanzables para algunos de ellos.

De hecho, la interrupción económica creada por el coronavirus si ha dejado una reducción importante en las vacantes y oportunidades laborales para estos inmigrantes.

Los futuros graduados de las universidades y centros de educación superior canadienses se preocupan de que, debido a dichas normas se vean obligados a volver a sus países de origen.

Como bien hemos sabido durante estos meses de pandemia, algunos países han sufrido más que otros. Este el caso de América Latina, donde los mercados laborales han sido golpeados en mayores proporciones y han dejado predicciones de altos niveles de desempleo y pobreza.

Muchos graduados que tenían empleos en el país han sido despedidos y como consecuencia, se ven en un riesgo mayor de que sus permisos expiren.

Los manifestantes que esperan continuar con su protesta, piden al gobierno provincial y federal, que los permisos de trabajo sean renovables y así menos personas queden en situación de ilegalidad o deban volver a sus países.    

Además, de esto, los manifestantes han creado una petición en línea con el mismo fin, que ha tenido gran apoyo.

La organización de Estudiantes Migrantes Unidos es la encargada de llevar a cabo la petición. “Hacemos un llamado al gobierno federal para que haga cambios inmediatos que apoyen a los estudiantes durante la nueva realidad global en la que nos encontramos”, se lee en la reclamación.

Así mismo, los manifestantes buscan que las familias de los estudiantes internacionales también tengan acceso a permisos de trabajo y que las tarifas de las matriculas sean reducidas.

Los Estudiantes Migrantes Unidos esperan poder lograr que todos los estudiantes extranjeros de Canadá obtengan una residencia permanente, lo que sería una garantía y mejora para muchas personas.

Este movimiento se ha generado también, debido a que los tiempos de procesamiento de inmigración han dejado a los estudiantes internacionales actuales con permisos de estudio sin números de seguro social.  

Esto por supuesto, tiene un impacto en las opciones laborales.

Sarom Rho, líder de la organización de Estudiantes Inmigrantes dijo que el problema tiene una solución sencilla.

“Todo esto podría arreglarse si hubiera una solución simple como hacer que el permiso de trabajo sea renovable, e incluso más simple, otorgar estatus a todos los migrantes”, dijo.

Por ahora, los manifestantes esperan una repuesta del gobierno canadiense.

Seguir leyendo




Cerrar