Histórico trasplante de corazón de cerdo a un humano

David Bennet de 57 años fue el protagonista de un exitoso trasplante de un corazón de cerdo modificado genéticamente a un humano, por lo que el procedimiento promete marcar una revolución en la medicina.

Como un hito para la ciencia se calificó el primer trasplante de un corazón de cerdo a un humano. La cirugía que se llevó a cabo en el Centro Médico de la Universidad de Maryland era la única esperanza de vida para David Bennet de 57 años, quien recibió el órgano el pasado viernes.

“Era morir o hacer este trasplante”, explicó Bennet, de 57 años de edad, un día antes de la cirugía. “Sé que es un tiro en la oscuridad, pero es mi última opción”, agregó.

De tal manera que, para llevar a cabo esta intervención, los especialistas recibieron por parte de las autoridades de salud de Estados Unidos un permiso especial que fue otorgado sobre la base de que si no se ejecutaba Bennett habría muerto.

Así, aún en medio de las incertidumbres, por lo menos la operación que requirió de más de ocho horas resultó exitosa. Igualmente, el paciente se encuentra en buenas condiciones después de cuatro días, y según los médicos el ‘nuevo corazón’ “está funcionando y parece normal”.

La transcendencia del trasplante

Cada día en Estados Unidos mueren 17 personas esperando un trasplante de órganos. Inclusive, según OrganDonor.gov., hay más de 100 mil pacientes en lista de espera, sin contar los que hay en el resto del mundo.

Es decir que este procedimiento representa una gran esperanza para quienes podrían necesitar un trasplante de órganos. De este modo, el xenotrasplante, es decir La posibilidad de utilizar órganos animales para satisfacer la demanda humana, llevarían a salvar un número importante de vidas.

Así lo considera El cirujano Bartley Griffith, encargado de la cirugía “Ha sido una OPERACIÓN revolucionaria y nos acerca un paso más a la solución de la crisis de escasez de órganos. Simplemente, no hay suficientes corazones humanos de donantes disponibles para cumplir con la larga lista de receptores potenciales”.

- Patrocinado -

Asimismo, el grupo de facultativos que acompañó a Griffith aseguraron: “Este trasplante de órganos demostró por primera vez que un corazón animal modificado genéticamente puede funcionar como un corazón humano sin un rechazo inmediato por parte del cuerpo”.

Foto cortesía de UNIVERSITY OF MARYLAND SCHOOL OF MEDICINE

Los antecedentes y la diferencia con el xenotrasplante de Bennet

Realmente los xenotrasplantes no son un tema nuevo. De hecho, se probaron por primera vez en la década de 1980.

Pero, se abandonaron en gran medida después del caso en el que un bebé, que nació con una afección cardíaca mortal, recibió un trasplante de corazón de babuino y murió un mes después del procedimiento debido al rechazo del sistema inmunitario al corazón trasplantado.

En el caso de Bennett, la diferencia con los xenotrasplantes anteriores se encuentra en que los cirujanos utilizaron el corazón de un cerdo que fue sometido a edición genómica para retirarle un azúcar de las células responsables del rechazo casi inmediato de órganos. En la edición también se insertaron genes que los científicos creen pueden facilitar la aceptación del órgano.

Del mismo modo, Los médicos-científicos también utilizaron un nuevo fármaco junto con los fármacos antirrechazo convencionales, que están diseñados para suprimir el sistema inmunitario y evitar que el cuerpo rechace el órgano extraño.

Así las cosas, aunque no se tenga muy claro cuánto será el tiempo que este corazón pueda tener vivo a Bennet, el procedimiento ha proporcionado información valiosa para ayudar a la comunidad médica a mejorar un método que puede salvar vidas en futuros pacientes.

Publicidadspot_imgspot_img