Hombre de Florida recibió $4 millones en ayudas gubernamentales por coronavirus y se compró un Lamborghini

David Hines, un pequeño empresario de Florida enfrenta cargos por fraude y estafa al gobierno de los Estados Unidos después de que solicitara un préstamo para su empresa por cifras millonarias y usara el dinero para fines totalmente diferentes.

- Advertisement -

David Hines recibió un préstamo por la suma de 4 millones de dólares que pretendían ser un alivio a los daños económicos causados por el COVID-19 a su economía, en vez de eso, decidió comprar un Lamborghini y darse varios lujos con ese dinero.

Fuente motor1.com

Hines tiene cuatro empresas de mudanzas en el sur de Florida, y aseguró que debido a la dura situación del coronavirus sus empresas habían sufrido de pérdidas económicas.

El dinero provino de las ayudas federales que se habían pensado para proteger los negocios del país y que pretendían cubrir gastos como alquiler y pagos de sueldo a sus empleados.

Pero, David Hines tenía pensado otro uso para ese dinero.

Cuando recibió la ayuda gubernamental decidió comprar un Lamborghini Huracán Evo que le costó 318.497 dólares, compró joyas, ropa y gastó en páginas web de citas.

Además, se alojó en Fontainebleau y Setai, ambos hoteles lujos.

Debido a que el presupuesto que recibió por parte del gobierno tuvo fines que no se relacionaban con el fin pensado, Hines fue arrestado el viernes pasado.

Ahora, el gobierno está investigando otros posibles casos de fraude en el sur de Florida y en el país.

En Estados Unidos los prestamos PPP (programa de protección de cheques) son perdonados por el gobierno si se comprueba que se le dio un uso apropiado a ese dinero, lo que en el caso de Hines no ocurrió.

La investigación hacia este individuo se produjo después de que se viera involucrado en un accidente automovilístico el pasado 11 de julio.

Por ahora Hines pudo quedar en libertar pagando una fianza de $100.000 y reside en casa de su madre mientras es monitoreado por un GPS.

En la investigación que se realizó de este caso se encontró que las 4 empresas de las que es propietario Hines solicitaron un total de 7 préstamos a la SBA por sus siglas en inglés o Administración de Pequeños Negocios.

Los 7 préstamos solicitados sumaban un total de 13,5 millones de dólares que, según la petición, servirían para pagar la nómina mensual de aproximadamente 70 empleados.

De las solicitudes de préstamo sólo se aprobaron 3 que sumaron un total de $3,984,557.

Aunque Hines solicitó una exorbitante suma para cubrir sus gastos empresariales, los investigadores encontraron que entre ingresos y gastos mensuales las empresas de Hines arrojaban un promedio de $200.000 dólares, una cifra mucho más baja que la solicitud presentada a la SBA.

Según Bryan Masmela, inspector postal del caso «los supuestos empleados no existían o ganaron una fracción de lo que Hines afirmó en sus solicitudes de PPP» y según los movimientos bancarios, el pago de nómina había correspondido a pequeños montos o en algunos casos a ninguno.

David Hines deberá asistir a la corte el próximo 14 de octubre, donde se le hará la lectura de varios cargos que se le imputan, entre ellos fraude.

Su Lamborghini fue confiscado por las autoridades después del accidente.

Seguir leyendo




Cerrar