Inmigrantes y refugiados en Canadá han desempeñado un importante rol durante la pandemia

El gobierno federal considera la opción de mejorar su condición migratoria ofreciendo estadía permanente.

- Advertisement -

Cada año llegan a Canadá miles de inmigrantes quienes buscan una mejor forma de vida y oportunidades o en algunos casos vienen huyendo de guerras políticas en sus países o situaciones personales que ponen sus vidas en riesgo. A pesar de los cierres de las fronteras, debido a las alarmas del coronavirus, los inmigrantes que buscan asilo en Canadá han continuado cruzando.

imagen tomada de twitter

Al momento de presentarse en una de las fronteras que corresponde a suelo canadiense, las personas se convierten en solicitantes de asilo, quienes deben cumplir con unos requisitos para poder aplicar y tener la oportunidad de permanecer en suelo canadiense.

Dentro de los requisitos están puntos como no haber cometido un crimen grave, no haber aplicado previamente para la misma petición y no haber solicitado asilo en otro país anteriormente.

El último punto, aplica para inmigrantes quienes ya hayan sido acogidos en Estados Unidos.

Una situación que se presenta a menudo desde que Donald Trump asumió la presidencia, es que los inmigrantes buscan cruzar la frontera de Canadá por puntos clandestinos, para así poder aplicar ante el departamento de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC).

Debido a que las solicitudes que se presentan anualmente son cuantiosas, estos procesos toman largos tiempos para ser resueltos, a veces incluso toman años.

Mientras que esperan a que su situación legal sea resuelta, los recién llegados, consiguen empleos.

Según un estudio realizado por Statistics Canada, muchos de los empleos que toman los inmigrantes, se relacionan con el campo de la salud.

Una cifra importante de ellos, llegan a ser auxiliares de enfermería, asistentes de servicio o asociados con atención al paciente, los que son considerados como trabajos esenciales.

Entonces, sabemos que los trabajadores esenciales han sido los más expuestos y afectados durante el desarrollo de la pandemia, esto porque se encuentran en la primera línea de contagio y arriesgan a sus familias y allegados.

Uno de los problemas que ha enfrentado la Agencia de Servicios de la Frontera de Canadá (CBSA) es que los procesos superan su capacidad de resolver los mismos.

El año pasado, llegaron 47.000 solicitudes nuevas, de las cuales fueron resultas 23.000.

Ahora, debido a la importancia del rol que han llevado a cabo los inmigrantes refugiados en la pelea contra el coronavirus, el gobierno federal está evaluando un programa que podría significar una residencia permanente para ellos.

En los últimos 20 años ha crecido la participación de los inmigrantes en el sector de la salud más que en cualquier otro. En el 2016, de 245.000 personas que encontraron vacantes en este sector, 87,925 eran inmigrantes

Según Statistics Canada, también aumenta el trabajo de poblaciones vulnerables, con un 30% de personas de raza negra y un 30% de personas asiáticas, además de que una gran proporción de las labores es realizada por mujeres.

imagen tomada de Statistics Canada

Esto se traduce en una buena y una mala noticia.

Muchas de las personas que llevan a cabo laborales tan importantes como las relacionadas al campo de la salud, por su situación de ilegales, enfrentan diferentes prestaciones y beneficios laborales a los ciudadanos residentes o inmigrantes legales.

La idea del gobierno canadiense de ofrecer una estadía legal y permanente para los inmigrantes que buscan asilo, sería una solución benéfica para los solicitantes y su forma de vida. Además, sería una respuesta retributiva al trabajo que han realizado y el servicio que han prestado a la comunidad canadiense.

Seguir leyendo




Cerrar