La digitalización del euro está más cerca de lo esperado

A medida que uso del dinero en efectivo disminuye, el Banco Central Europeo anunció sus avances para poner en circulación el euro digital.

Se intensifican los esfuerzos para crear una versión digital del euro; recientemente el banco central anunció una investigación de dos años que examinará «cuestiones clave relacionadas con el diseño y la distribución» de un euro digital y analizará el impacto potencial del mercado. La decisión final sobre la implementación de un euro digital vendría más tarde.

El proceso tomará 24 meses antes de que se tome la decisión sobre la adopción. La aprobación de la fase de investigación, en última instancia, podría conducir a la implementación de una moneda virtual a mediados de la década.

 El miembro de la Junta Ejecutiva, Fabio Panetta, dijo que, “En cualquier caso, un euro digital complementaría el efectivo, no lo reemplazaría”, también explicó que, la siguiente fase sería la implementación, que tomaría alrededor de tres años.

A medida que los proveedores de pagos como los gigantes de la tecnología extranjeros ganan terreno, el Banco Central dijo que no implementar una moneda digital podría socavar la autonomía monetaria del bloque. Si finalmente el BCE adopta una moneda virtual, probablemente seguirá los pasos de China, que creó su propio e-yuan, donde han comenzado las pruebas en varias ciudades. 

El Banco Central dice que la infraestructura usaría mucha menos energía que Bitcoin; las características probables de un euro digital ya están cristalizando, con investigaciones y comentarios oficiales que retratan un sistema de pago que es rápido, fácil de usar y seguro.

- Patrocinado -

Significa que, en lugar de pagar bienes o servicios con billetes, los europeos podrían utilizar una forma electrónica de dinero emitida por el Banco Central Europeo o los bancos centrales nacionales a una cartera digital.

Fabio Panetta, miembro del Comité Ejecutivo del BCE, dijo: “El banco central intentará empezar a desarrollar un euro digital una vez que haya terminado el periodo de investigación. Ese proceso posterior podría durar unos tres años, lo que situaría a Europa en la senda de la posible puesta en marcha de una moneda digital en 2026.”

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, en un comunicado dijo: «Todavía hay que responder a muchas preguntas» antes de introducir un euro digital. Pero el banco central cree que vale la pena explorarlo para «garantizar que en la era digital los ciudadanos y las empresas sigan teniendo acceso a la forma más segura de dinero, el dinero del banco central.”

La Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco de Inglaterra también están analizando las posibilidades para sus economías, aunque se mueven con más cautela que los europeos.

Lo último