La segunda ola de COVID-19 se acerca y Ontario podría enfrentar un nuevo bloqueo ordenado por Ford

En las últimas semanas Ontario ha tenido que luchar con un resurgimiento de COVID-19 y ahora, el gobierno de Ford está  trabajando para tomar las medidas necesarias y mitigar el impacto que el rebrote podría generar.

El lunes 14 de septiembre la provincia informó 313 nuevos casos de COVID-19, siendo el recuento diario más alto desde el 5 de junio, por tal motivo, el primer ministro de Ontario, Doug Ford durante una conferencia de prensa en las horas de la tarde manifestó que su gobierno estaba trabajando hacia un plan para mantener seguros a los habitantes, además, afirmó que está listo para cerrar la provincia nuevamente si los números de coronavirus continúan aumentando.

Ontario está reportando la mayor cantidad de casos en meses, la Asociación de Hospitales de Ontario (OHA, siglas en inglés) advirtió que la provincia está «perdiendo terreno» en su batalla contra el COVID-19 y Ford, en un intento desesperado por ralentizar la llagada de la segunda ola suplicó a la gente que detenga las grandes reuniones sociales y fiestas que están rompiendo las pautas de salud pública y aumentando el número de casos en Toronto, Ottawa y la región de Peel al oeste de Toronto, que incluye Brampton y Mississauga.

Los funcionarios de salud culpan la reapertura económica y explican que las personas han estado ignorando el uso de las máscaras faciales, el distanciamiento físico y han estado rompiendo sus burbujas sociales para reencontrarse con amigos en lugares públicos sin ninguna medida de protección.

Actualmente las reuniones sociales en Ontario tienen un límite de 50 personas en el interior y 100 personas al aire libre, con medidas de distanciamiento físico establecidas, pero Ford ha dicho “Este COVID está aumentando de nuevo y simplemente no podemos tener grandes reuniones sociales…Daremos todos los pasos necesarios, incluidos más cierres.”

El rápido aumento de los nuevos casos ha provocado advertencias de los jefes de la Asociación de Hospitales de Ontario y la Red de Salud de la Universidad, un grupo de los principales hospitales de Toronto, de que podría ser necesario volver a cierres estrictos para evitar que el sistema de atención médica colapse.

«Permítanme ser muy claro, todas las opciones sobre la mesa. […] La segunda ola de COVID-19 es un escenario para el que hemos estado preparados durante todo el verano. Si se repite otro bloqueo, se analizará con un enfoque regional”, dijo Ford.

La ministra de Salud, Christine Elliott durante la sesión informativa diaria de COVID-19 de la provincia dijo “Ya sea que este sea el comienzo de la segunda ola o no, ciertamente tiene nuestra atención y estamos lidiando con eso…casi el 70 por ciento de los casos se han reportado en personas menores de 40 años.”

Según lo explicó el primer ministro, Doug Ford, de ser necesario un segundo bloqueo se promulgaría a nivel regional en lugar de provincial, dependiendo de la cantidad de casos informados en cada región. Teniendo en cuenta que Toronto reportó 112 de los 313 casos, el alcalde de la ciudad, John Tory, dijo que estaría dispuesto a volver a imponer los cierres, pero que por ahora está enfocado en fomentar un comportamiento público responsable.

Los límites de las reuniones públicas o el tamaño de las burbujas sociales no cambiarán durante los próximos 30 días,  las medidas de salud pública existentes permanecerán vigentes durante al menos un mes más, explicó la ministra de Salud, Christine Elliott.

“A pesar de estar preparado, una segunda ola sería más complicada y difícil de manejar debido a la temporada de gripe entrante y a la reducción de la capacidad del hospital, ya que el personal tiende a ex residentes de hogares de atención a largo plazo y una acumulación de cirugías pospuestas debido a la primera ola”, dijo Elliott.

Seguir leyendo




Cerrar