La tecnología 5G ha desatado miedos relacionados con el coronavirus y el cáncer, ¿son estos miedos ciertos?

- Advertisement -

Con la llegada de la nueva tecnología 5G se han creado diferentes rumores de lo perjudicial que puede ser para la salud humana y el funcionamiento del mundo, uno de los rumores más sonados es que la 5G llegó para controlar a la humanidad con la ayuda del coronavirus y otro es que este tipo de tecnología inalámbrica puede causar cáncer a sus usuarios.

¿Es todo esto cierto?

Primero hablaremos de la teoría conspirativa que se creó alrededor de la tecnología 5G y el coronavirus.

Probablemente llegaste a escuchar a alguna persona que creyó esta versión o pudiste ver en las noticias como en algunas partes del mundo las personas estaban destruyendo antenas celulares, como sucedió en el Reino Unido.

Esta conspiración sostenía que la 5G y el coronavirus habían llegado en paralelo para hacer que la elite del mundo pudiera tener el control sobre la población global.

Según sus defensores, las ondas que producía esta tecnología eran capaces de cargar partículas del virus y enfermar a las personas.

Otra parte de la conspiración decía que detrás de la pandemia mundial de COVID-19 estaba Bill Gates y su corporación que se desenvuelve en el campo científico.

Según estas ideas Bill Gates planeaba lanzar al mundo la vacuna que podría batallar contra el coronavirus y dicha vacuna sería presentada en forma de chip subcutáneo.

Entonces, de esa manera las personas serían monitoreadas constantemente.

Todo el asunto de Bill Gates y la conspiración del coronavirus puede haber tenido origen en una charla que dio el filántropo y magnate de la tecnología para Ted Talks, mucho antes de que el coronavirus hiciera que el mundo cambiara su funcionamiento.

Pero la verdad es que Gates se basó en el hecho de que el mundo sufre periódicamente de virus que afectan a toda la población y el que haya hecho una predicción sobre el coronavirus no quiere decir que haya sido él quien lo inventó.

Así, el asunto del control de la población es hasta ahora algo que ronda en la mente de algunas personas que aseguran no dejarán que se les aplique la vacuna contra el virus una vez sea lanzada al mundo.

Pero esto como bien sabemos no tiene bases reales para ser sustentado y se ha quedado en conjeturas paranoicas.

Segundo, vamos a hablar de la preocupación que sienten muchas personas sobre si usar esta nueva tecnología 5G puede causar cáncer.

Esta no es una preocupación nueva, muchas personas y activistas han defendido en el pasado que las tecnologías inalámbricas pueden causar cáncer debido a la radiación que producen.

Ahora, esa preocupación ha renacido debido a que la nueva versión 5G utiliza ondas de radio de alta frecuencia que prometen velocidades super rápidas y novedades como el poder encender un auto a través de ella.

Muchas personas han sostenido durante años que el uso de celulares causa cáncer, tumores cerebrales e infertilidad, entre muchas otras.

Basándose en estos miedos que sienten las personas hacia el uso de tecnología inalámbrica, la Universidad de Estatal de Oregón decidió llevar a cabo un estudio sobre los posibles efectos de la 5G, este estudio se realizó analizando los efectos que tenía la radiación que produce la tecnología sobres peces cebra.

Según los resultados, los futuros usuarios de la nueva tecnología no tendrían de que preocuparse, pero cabe resaltar que aun es muy temprano para llegar a la conclusión de que la tecnología celular es completamente benigna para los seres humanos.

Toda la preocupación que ha rondado entre las personas durante muchos años se basa en que algunos tipos de radiación pueden hacer enfermar a los humanos.

La realidad es que existen muchos tipos de radiación, algunos son naturales y no tienen un efecto negativo, por el contrario, existen otros de tipos de radiación que si son peligrosas para las personas.

Las que entran en la categoría de radiaciones peligrosas son las ionizantes, son esas radiaciones con energía suficiente para extraer los electrones que se encuentran ligados al átomo, y están presentes en los rayos ultravioleta, rayos X y rayos gamma.

Estas radiaciones ionizantes normalmente tienen alcances de onda más pequeños, pero conllevan una frecuencia más alta.

Básicamente, estas ondas tienen el poder de dañar las células humanas y causar cáncer.

Pero, la tecnología 5G utiliza radiación no ionizante y según múltiples estudios, dicha radiación no tiene la energía que daña directamente las células.

Aunque no utilice radiación peligrosa para los humanos, otros expertos piensan que esa tecnología tiene el poder de causar estrés oxidativo, que se ha relacionado con el cáncer, la diabetes y otras enfermedades del corazón, los pulmones y el cerebro.

Pero dichos estudios aun no tienen la suficiente evidencia para probar que la tecnología inalámbrica es la responsable de esas complicaciones de salud.

Entonces, debido a la dualidad de los resultados es complicado dar un resultado certero.

Según Jonathan Samet, medico pulmonar, epidemiólogo y decano de la Escuela de Salud Pública de Colorado «existe evidencia de estudios epidemiológicos y otras investigaciones sobre los efectos biológicos de que la radiación electromagnética podría causar cáncer, pero, todo el conjunto de evidencia no es fuerte».

Las mismas preocupaciones surgieron anteriormente sobre 2G, 3G y 4G, pero ahora el espectro de «banda alta» es lo que más preocupa al público ya que esta requerirá de implementaciones de radio más densas y actualmente existen pocos estudios que respalden su uso.

Además, se ha hablado de que 5G demandará de pequeñas torres de señal que estarán más cerca, lo que aumenta la preocupación de la radiación que producen dichas torres y como pueden enfermar a las personas.  

Como conclusión por ahora no es posible afirmar o negar con total certeza que la nueva tecnología 5G que utiliza radiación por radio frecuencia sea la causante de problemas de salud como el cáncer, pero, actualmente los resultados apuntan a que esta tecnología es segura.

Seguir leyendo




Cerrar