Las compañías de cruceros enfrentan una potencial catástrofe financiera por el coronavirus

- Advertisement -

A comienzos del coronavirus fueron los cruceros quienes se llevaron la pero parte, algunos de ellos fueron obligados a navegar en el mar durante días sin tener un lugar donde se les permitiera atracar.

Los cruceros se convirtieron en un punto focal de la pandemia del coronavirus, pues cientos de personas contrajeron el virus que luego, fue propagado por todo el mundo y ahora, con la situación que se está viviendo a nivel mundial, la industria de los cruceros intenta sobrevivir financieramente a causa de la congelación prolongada de sus viajes internacionales impulsada por el coronavirus.

Carnival es el operador de cruceros más grande del mundo, al año, la compañía atiende a cerca de 11.5 millones de viajeros y pese a la actual situación, anunció que mientras sus barcos permanezcan inactivos, tendrán que continuar luchando para alinear un nuevo financiamiento en anticipación de una desaceleración que podría durar más de seis meses.

A pesar de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump no cerró las puertas a estas empresas para recibir asistencia financiera, actualmente no califican para beneficiarse del paquete de estímulo de $ 2 billones que el Congreso aprobó el mes pasado, pues según los analistas financieros, las principales líneas de cruceros tienen dinero suficiente para sobrevivir al menos otros seis meses.

Las líneas de cruceros temen a que una vez se termine la amenaza del coronavirus los clientes no quieran regresar a sus viajes por temor a lo que pueda pasar, luego de ver todo lo que ha sucedido con los barcos como el Diamond Princess, el Westerdam, el Zaandam, la Grand Princess y la Costa Luminosa que se han quedado con cientos de personas infectadas y dando vueltas en el mar buscando en que país se les permitía desembarcar.

Las compañías de cruceros temen que por las noticias publicadas sobre los brotes que se tuvieron en los barcos en los últimos meses las personas no quieran viajar, por lo menos no mientras pasa una larga temporada una vez se termine la crisis de la pandemia. Dicha situación, según lo afirmó Carnival Corporation ha generado que desde principios de año, el precio de las acciones de la compañía se haya desplomado más del 80%, aunque el lunes aumentó bruscamente, a $ 10.21%, después de que el fondo de inversión estatal de Arabia Saudita dijo que había adquirido una participación en la compañía.

Con el fin de que la compañía pueda mantenerse a flote en medio de las condiciones deterioradas provocadas por la pandemia de coronavirus, Carnival recaudará aproximadamente $6 mil millones en deuda y capital y suspenderá su dividendo.

Arnold Donald, director ejecutivo de Carnival, dijo que al vender  bonos con un pago de intereses sugerido del 12,5% a los inversores, será posible generar el suficiente efectivo para que la compañía sobreviva sin ingresos durante el resto del año y hasta 2021.

Carnival no ha sido la única compañía de cruceros que está en apuros, al igual que esta, se encuentran otras dos líneas principales como lo son Royal Caribbean y Norwegian Cruises, compañías que también han tenido que recurrir a la búsqueda de  dinero en efectivo, por ejemplo, en marzo, Royal Caribbean obtuvo un préstamo de $ 2.2 mil millones, utilizando sus barcos como garantía y Norwegian Cruises ha aprovechado una línea de crédito existente de $ 1.55 mil millones. 

A diferencia de muchas otras empresas que también están en una crisis financiera sin precedentes, las líneas de cruceros comenzaron la crisis con balances saludables, pues poseen millones de dólares en efectivo, a principios de año, Carnival tenía $ 518 millones, Royal Caribbean tenía $ 243.7 millones y Norwegian tenía $ 252.9 millones.

Está claro que para determinar qué tan difícil se podría poner la situación financiera, todo depende única y exclusivamente de la duración de la pandemia, porque, incluso, si estas llegan a sobrevivir, les podría llevar años recuperarse por completo.

Seguir leyendo




Cerrar