Las Infidelidades en tiempos de pandemia

La pandemia del coronavirus está afectando seriamente las relaciones íntimas de las personas, hasta tal punto que la violencia intrafamiliar, las solicitudes de divorcio y las infidelidades están en pleno auge.

Como consecuencia del estrés generado por el distanciamiento social obligatorio, cada vez son más las personas que informan no estar a gusto con sus parejas, desatando una ola de problemas intrafamiliares que han llegado hasta el punto de la violencia, incluso también se ha registrado el amento de las batallas por la custodia de los niños, en definitiva, este tiempo de días tensos ha ampliado la brecha de la infidelidad, aunque, ahora de una manera más virtual.

Las relaciones extramaritales se están presentando más a menudo como resultado del confinamiento al cual gran parte de la población mundial fue puesta, sin embargo, esto está generando a que algunas personas violen la medida de la cuarentena para tener sus “aventuras”. Ahora que algunas medidas se han alivianado, los infieles están recurriendo a las excusas como salir a caminar e ir a la tienda de comestibles para tener sus encuentros amorosos.

En medio de la crisis global, al parecer el engaño sigue considerándose una actividad “esencial”, pues según expertos, la actual situación ha llevado a que la infidelidad se incremente, aunque esto signifique, romper las reglas de aislamiento social y arriesgar la salud tanto propia como la de su conyugue.

Según lo demostraron los datos de usuarios de Gleeden, la plataforma de encuentros extraconyugales líder en el mundo ha experimentado un crecimiento récord de un 160% más de conexiones y suscripciones desde que inició el confinamiento por coronavirus. La plataforma ha revelado que, la mayoría de los usuarios aprovechan para conectarse y chatear cuando bajan a pasear al perro.

La vida familiar en cuarentena no está saliendo nada bien, los conyugues se sienten sofocados y están recurriendo las plataformas de citas en línea para sostener chats y sexting mientras se preparan para, cuando pasen las alertas, volver a sus infidelidades habituales. A mediados de marzo y principios de abril, Ashley Madison  realizó dos encuestas a 3.500 usuarios y esta reveló que el 60% de ellos afirmaron que estarían más feliz aislándose con una pareja que con su esposo o esposa, mientras que cerca del  58% se quejó de que sus cónyuges no estaban iniciando ningún contacto sexual.

A medida que las medidas del distanciamiento social se prolonguen, los expertos predicen que las parejas podrían experimentar el sentimiento de la “infelicidad” y estrés al estar 24/7 de su tiempo cerca de su cónyuge. En conclusión, la atracción en tiempos de cuarentena entre las parejas a nivel general ha disminuido y se prevé que a medida que el encierro se prolongue se desate una ola de divorcios y problemas familiares sin precedentes.

Seguir leyendo




Cerrar