Las vacunas del Covid-19 no afectan la fertilidad

Los investigadores analizaron las respuestas al cuestionario y no encontraron ninguna relación entre haber sido vacunado y la probabilidad de concebir un hijo dentro de un ciclo menstrual.

Una vez más vuelve a quedar demostrado que las vacunas contra el covid-19 no minimizan las posibilidades de que las parejas puedan quedar embarazados.

El estudio publicado por la revista American Journal of Epidemiology da cuenta que por el contrario las parejas del estudio tenían unas probabilidades inferiores de concebir si el varón se había infectado con coronavirus en un período de 60 días, lo que ofrece aún más razones para vacunarse contra el covid-19,

Pues la conclusión es que la enfermedad podría afectar a la fertilidad masculina a corto plazo.

«Estos resultados indican que la infección masculina por el SARSCoV-2 puede estar asociada a una disminución de la fertilidad a corto plazo y que la vacunación contra el contra el covid-19 no perjudica la fertilidad de ninguno de los dos miembros de la pareja».

Los investigadores recalcaron que, «esto se suma a las pruebas de los estudios en animales, los estudios de seres humanos sometidos a tratamiento de fertilidad y los ensayos de la vacuna contra el covid-19, ninguno de los cuales encontró una asociación entre la vacunación contra el covid-19 y una menor fertilidad».

Los números

El estudio dice que, de 2.126 mujeres, de entre 21 y 45 años, en Estados Unidos y Canadá, las mujeres se inscribieron en el estudio desde diciembre de 2020 hasta septiembre de 2021, y se les hizo un seguimiento hasta noviembre de 2021.

Durante el estudio, las mujeres completaron cuestionarios en línea cada ocho semanas sobre sus antecedentes reproductivos y médicos, entre otros factores, y se les dio la opción de invitar a sus parejas masculinas a completar cuestionarios también.

Entre los participantes, el 73% de las mujeres y el 74% de sus parejas masculinas habían recibido al menos una dosis de la vacuna.

Los investigadores analizaron las respuestas al cuestionario y no encontraron ninguna relación entre haber sido vacunado y la probabilidad de concebir un hijo dentro de un ciclo menstrual.

Las parejas en las que el hombre había dado positivo en un plazo de 60 días tenían un 18% menos de probabilidades de concebir en ese ciclo menstrual, pero no hubo diferencias en las tasas de concepción de las parejas en las que el varón había dado positivo más de 60 días antes de un ciclo, en comparación con las parejas en las que el varón no había dado positivo.

La importancia de vacunarse

Las vacunas salvan millones de vidas cada año. El desarrollo de vacunas seguras y eficaces contra la covud-19 supone un enorme paso adelante para acabar con la pandemia y volver a hacer las cosas que disfrutamos junto a las personas que queremos.

- Patrocinado -

La Organización Mundial de la Salud informa de que las personas no vacunadas tienen un riesgo de morir a causa de la COVID-19 al menos 10 veces mayor que las personas vacunadas. También hay pruebas de que estar vacunado puede ayudar a evitar que se propague el virus, por lo que la vacunación protege a las personas que te rodean.

Hay que decir que las vacunas protegen a la mayoría de las personas contra la enfermedad, pero ninguna vacuna es 100% eficaz. Aunque es raro, después de la vacunación algunas personas seguirán enfermándose de covid-19 o transmitirán el virus a otras personas.

¿Cuál es la mejor vacuna para ti?

Todas las vacunas aprobadas por la OMS han demostrado ser muy eficaces para protegerte contra una enfermedad grave o la muerte por covid-19. ¡La mejor vacuna que puedes ponerte es la que tengas a tu alcance!

Recuerda que, si la vacunación incluye dos dosis, es importante recibir ambas para obtener la máxima protección.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas actúan mediante la simulación de los agentes infecciosos –virus, bacterias u otros microorganismos– que pueden causar una enfermedad.

Esto “enseña” a nuestro sistema inmunitario a generar una respuesta rápida y eficaz frente al patógeno.

Según la OMS las vacunas tradicionales hacían esto introduciendo una forma atenuada de un agente infeccioso para que nuestro sistema inmunitario generara una memoria este agente.

De este modo, nuestro sistema inmunitario puede detectar y combatir el patógeno rápidamente antes de que actúe. Algunas de las vacunas para la COVID-19 se han diseñado así.

Publicidadspot_imgspot_img
error: Este contenido esta protegido y no puede ser copiado.