Los canadienses han ahorrado más durante la pandemia y planean seguir recortando gastos en el futuro

Muchos canadienses han decidido guardar parte de sus ganancias para prevenir posibles problemas financieros, la situación del coronavirus ha creado un contexto económico incierto para muchos de los residentes de Canadá.

- Advertisement -

Los residentes de Canadá han estado poco a poco saliendo del encierro y la cuarentena. Según algunas encuestas hechas en el país, muchas personas salieron con unos kilitos de más pero también más ahorrativos.

Según Statistics Canada, los canadienses guardaron más dinero en este primer semestre del año que en todo el 2019.  

De acuerdo con los encuestados, la práctica del ahorro sigue haciendo parte de sus planes.

Dentro de las razones principales para que se produjera el aumento de esta práctica, están los temores de una recesión y los miedos relacionados con la salud que evidentemente siguen siendo una preocupación debido a la situación del coronavirus.  

Los miedos relacionados con la economía y la salud son sumamente variados y complejos, pero Statistics Canada sugiere que la mayoría de las personas se prepararon para enfrentar posibles futuros problemas económicos.

Los gastos que fueron recortados fueron en gran parte los gastos discrecionales o no esenciales, que incluyen actividades de recreación y salidas a comer.

En dicha encuesta los canadienses reportaron que a pesar de la reapertura no piensan volver a comer fuera de sus casas con tanta frecuencia en comparación a como lo hacían antes de la llegada del coronavirus, más del 50% de personas concordaron en esta respuesta.

Esto podría nacer del miedo a contagiarse en estos sitios públicos o a que las personas han optado por cocinar su propia comida.

Así mismo, 37% de los canadienses piensan reducir sus gastos mensuales en entretenimiento y una importante cifra del 32% dice que gastará menos en ropa.

Esto ha mostrado que si bien dichas practicas son comunes, las personas pueden reducir y en algunos casos prescindir de muchas de estas para centrarse en cubrir lo que es verdaderamente necesario.

A pesar de la situación actual y la perdida de empleos, 80% de las personas dijeron que sus situaciones financieras estaban en buenas condiciones.

Esto puede deberse a la reducción de compras no esenciales.

Según el Banco de Canadá la tasa de ahorro en el país subió un 2,5% en el primer trimestre del año.

Al no tener restaurantes o sitios para el entretenimiento social las personas tienen más capacidad ahorrativa, además muchos ciudadanos sienten incertidumbre del futuro, lo que aviva el deseo por guardar y administrar mejor sus ingresos mensuales.

Pero estos ahorros podrían convertirse en fondos para el consumo futuro, esto dado que la situación mejore y las personas dejen de sentirse inseguras financieramente.

Además, la situación podría tener un cambio a medida que la reapertura continua con su curso y las personas desaten sus deseos contenidos por comprar cosas no esenciales pero que a veces proveen satisfacción y entretenimiento personal.

Por otro lado, según los diferentes análisis se ha visto que la población mundial ha aumentado la compra de comestibles.

Y gran parte del dinero para esas compras se tomó de las ayudas gubernamentales que los países destinaron para sus habitantes.

De allí que las personas aumentaran un poco de peso durante el encierro, sumando claro el factor de la falta de actividad física.

A raíz del coronavirus la sociedad ha hecho cambios, día a día las personas van creando nuevos hábitos y uno positivo que ha dejado este contexto es el ahorro.

Esta práctica podría seguir en aumento en el futuro o podría ser solo un aumento momentáneo que desaparezca a medida que el coronavirus vaya dejando de hacer estragos en las vidas de todos.

Seguir leyendo




Cerrar