Los precios de la vivienda en Canadá podrían caer hasta un 30%, según informe

- Advertisement -

Claramente el sector inmobiliario no se escapa de los estragos económicos causados por la actual crisis de la pandemia del nuevo brote del coronavirus, ahora, informe de RBC, predice que  los precios de la vivienda podrían caer hasta un 30% en Canadá.

Los bienes raíces del país no se salvarán de la crisis económica post-coronavirus, de acuerdo con el pronóstico  para el segundo trimestre publicado por la compañía de servicios financieros Moody´s Analitics, es inevitable que los bienes inmuebles se vean afectados, mencionando que incluso en el mejor de los escenarios habrá una disminución de los precios.

El estudio explica que todo dependerá de cuándo se alivianen las restricciones de cierre y se reactive la economía, además, mostró que en el mejor de los casos los precios de las viviendas caerán un 8%en el próximo trimestre y hasta un 30%, en el peor de los casos, demorando incluso entre uno y dos años en recuperarse.

El analista del banco RBC, Robert Hogue, dijo “El mercado se ralentizará esta primavera, a medida que la confianza se erosione y los especuladores se mantengan al margen”, explicó que “los precios de las viviendas tendrán una tendencia a la baja en las próximas semanas o meses, para lograr una caída del 2,9% en el índice de referencia compuesto en la segunda mitad del año en comparación con el último, a medida que los vendedores apretados hacen concesiones de precios.»

Moody´s Analitics señala que «El distanciamiento social ha detenido la búsqueda de casas mientras los despidos, el colapso de los precios del petróleo y la caída de los precios de las acciones han mantenido al margen a los posibles compradores», de igual manera, explicó que habrá pocas posibilidades de que los precios se recuperen en el corto plazo.

Según Hogue, las perspectivas mejorarán en el 2021 en la mayoría de los mercados, con “tasas de interés excepcionalmente bajas, el fortalecimiento de los mercados laborales y la recuperación de la inmigración generará un viento de cola considerable”, explicando que para el próximo año se proyecta que las reventas de viviendas aumentarán más del 40% o sea a 491.000 unidades.

Por el colapso de los precios del petróleo,  el aumento de desempleo y la recesión económica producido por el coronavirus,  Moody´s  explicó que no solo se esperan más morosidades hipotecarias, sino también, que el mercado inmobiliario continúe «experimentando una fuerte y severa disminución» en el volumen de listados, así como en las compras reales; serán las bajas tasas de interés lo que podrían ayudar a que las ventas aumenten el próximo año.

Seguir leyendo




Cerrar