Los secretos más oscuros de Karol G

Agota los tiquetes de sus conciertos en minutos, tiene en su haber 1 premio Grammy Latino, tiene más de 50 millones de dólares en su cuenta. Sin duda Karol G es todo un fenómeno de la música urbana y estos son algunos de sus secretos.

Karol G puede considerarse como la artista femenina más exitosa del género urbano, sus más de 25 millones de suscriptores en Youtube y 40 millones de oyentes mensuales en Spotify así lo ratifican.

Mega hits como tusa, bichota, mi cama o ¡Ay Dios mío! La han posicionado en casi todos los países alrededor del mundo como la más escuchada del género.

La cantante paisa, es además reconocida por sus espectaculares curvas, sus lujos, excentricidades, e historias de amor y desamor, la más reciente protagonizada con el también reguetonero Anuel AA.

Y es precisamente su vida sentimental sumada al lanzamiento de su nueva gira la que por estos días la mantiene en tendencia. Eso sí, aunque siempre estemos al tanto de lo que pasa en el mundo de los famosos, hay una que otra cosilla que se nos escapa.

Por eso, en Q’ Pasa te contamos los secretos más oscuros de Karol G.

Padece de una enfermedad que no le permite bajar de peso

Durante una temporada la paisa de 31 años fue duramente criticada por verse con unos kilos de más. Sin embargo, luego de un tiempo, la cantante reconoció que padecía de una enfermedad que la hacía verse y sentirse ‘hinchada’.

“Estar luchando con una cosa de salud personal fue muy incómodo (…) Empecé a hacer dieta pero seguía subiendo de peso hasta que me di cuenta que tenía la insulina completamente elevada y una glándula que se le activa a las mujeres cuando dan a luz, yo la tenía, por lo que estaba hinchada e inflamada”, comentó Karol.

La confundían con un niño

Cuando era pequeña la hermosa colombiana era bastante inquieta, por lo que un día tomó una máquina de afeitarse y se rapó un pedazo de cabello. Sin embargo, la travesura llevó a sus padres a quitarle el resto de cabello. Así que, con el cabello tan corto, solían confundirla con un niño.

No tolera la comida del mar

Teniendo en cuenta que ella nació en Medellín, Colombia, y que la ciudad está relativamente cerca del Mar Caribe, Karol G sorprendió a todos al declarar que odia la comida que proviene del mar.

Esto fue mencionado por la cantante de pelos azules en una entrevista a una revista mexicana. Su aversión a los mariscoso pescados es tal que en su casa no permite que se sirvan alimentos marinos en su mesa.

Amistad con JBalvin

Por mucho tiempo Karol y su colega Bailvin se vieron envueltos en rumor            es de romance. No obstante, más temprano que tarde se aclaró que lo de ellos es una hermosa relación de amigos que data de hace años.

- Patrocinado -

Incluso se dice que la primera vez que cantaron juntos fue durante una fiesta familiar de Karol G hace más de 11 años. De hecho, la amistad y amor entre ambos es tanto, que la bella colombiana decidir comprar para sus giras, el avión de Balvin argumentando que lo había había elegido porque estaba cargado de sueños, logros, magia y buena energía.

Tiene una extraña manía con las cobijas

Por increíble que parezca, la talentosa cantante paisa tiene una extraña adicción a las cobijas. Esta revelación la hizo en un programa de televisión colombiano. “Le arranco todas las lanas a la cobija y las hago bolita y cuando ya está hecha bolita me la meto en la nariz y luego la soplo”. Confesó que esta manía la realiza desde pequeña y todavía la sigue haciendo.

Es fanática de los deportes extremos

Siendo toda una mujer delicada, pocos sabrán que la colombiana es una verdadera amante de las emociones fuertes, de hecho, la Karol ha dejado claro que es una gran fanática de las motos, pasión que tiene desde los 10 años.

Cabe destacar que, pese a que desde chiquita amaba el motocross, sus padres nunca la apoyaron por considerarlo un deporte peligroso, sin embargo, la colombiana de vez en cuando se da sus escapaditas para practicarlo con sus amigos.

Ha tenido relaciones sexuales en un avión

Si hay algo que esta artista tiene claro es como ser una verdadera ‘bichota’, situación que sin duda implica vivir al máximo su sexualidad. Por eso, al parecer, no le gusta quedarse con ganas de nada.  

Razón por la que ha confesado que ya cumplió una de sus fantasías al hacerlo en un avión, pero eso sí. Claro está que como la dama nunca ha revelado el nombre de su acompañante en esta aventura en las aturas.

Publicidadspot_imgspot_img