5 Mitos y verdades de migrar a Canadá

Es muy común que frente a ciertos temas o situaciones se empiezan a forjar y a crear ciertas ideas, mitos o paradigmas, que son tomados como verdades absolutas pero que sin duda alguna difieren en cierta o completa  instancia de la realidad.

La migración siempre ha sido un tema que genera una serie de pensamientos recurrentes en las personas, no sólo en el inmigrante que llega a un país, sino también en sus residentes.

Como es sabido, Canadá es uno de los países con mayor flujo de inmigrantes dado a su cultura diversa y a la inmensas posibilidades que ofrece esta nación de obtener una buena calidad de vida; sin embargo, el hecho de ser un país diverso y en algunos aspectos flexible no deja de hacerlo susceptible a la propagación y apropiación de falsas creencias colectivas que se alejan poco a poco del panorama real de la situación.

He aquí algunos ejemplos de ello:

1) Mito: El profesional inmigrante es menos competitivo,tener menos nivel académico y conocimiento que el nativo canadiense


Realidad: en 2008, más del 20% de los médicos que trabajan en Canadá fueron entrenados en el extranjero. Más de la mitad de los ingenieros que trabajan en el país son entrenados en el extranjero, y tienden a ser un poco más educados que su contrapartes de origen canadiense. El  42% de los inmigrantes tienen un título de nivel Bachelor o superior,en comparación con los nacidos en Canadá.

2) Mito: Los inmigrantes son una carga para la economía canadiense         


Realidad: las políticas de inmigración de Canadá son específicamente
diseñado para atraer inmigrantes que son altamente calificados, una herramienta para mejorar su economía. Los inmigrantes que ellos buscan atraer son educados en una variedad de campos diferentes, además de ser un plus que traigan consigo experiencias e idiomas de todo el mundo. Esto le provee al país una ventaja en el mercado mundial; por cada 10% de aumento en inmigración, las exportaciones crecen 1%.

3) Mito: según nativos Canadá tiene más dificultades para integrar a los recién llegados hoy en día que hace un siglo, ya que los inmigrantes ahora son más diversos.


Realidad: a cada generación le preocupa que los más recientes inmigrantes a Canadá no se están integrando con éxito, como lo solían hacer generaciones anteriores. Esto no es verdad.


Hace cien años, la población de Canadá ya era muy diversa. Estaba compuesta por diferentes poblaciones, entre ellas los chinos y los africanos.

4) Mito: los inmigrantes sin estatus no pagan impuestos.

Realidad: inmigrantes sin estatus pagan GST, PST, propiedad,impuestos, contribuyen al CPP y  deben tener seguro social. Aunque no son elegibles para acceder a muchos de los servicios que pagan sus impuestos, todavía deben
pagar en ellos, y  contribuir a la economía como consumidores,empleados y residentes.

5) Mito : Todo el que migra a Canadá quiere vivir en grandes ciudades en busca de grandes oportunidades como Toronto, Montreal, Vancouver.


Realidad:: Nada puede estar más lejos de la verdad. Las economías en desarrollo están concentrándose en Saskatchewan y Alberta con la tasa de desempleo más baja. Alberta tiene el impuesto más bajo y es la provincia más rica de Canadá. Al decidir en qué lugar vivir, debe considerar dónde la tasa de desempleo es  más baja. Eso es si quieres un buen trabajo, pero si estás buscando aún más ahorro y una vida más básica, Nueva Escocia, Newfoundland y New Brunwick son una buena opción, ya que estas provincias tienen bajos costos de vida y salarios mínimos más altos.

Seguir leyendo

Contenido Patrocinado




Cerrar