Modelos fueron arrestadas por posar desnudas en un balcón de Dubái

A prisión fueron enviadas un grupo de 40 mujeres por posar desnudas en Dubái. Enfrentan seis meses de prisión.

Las modelos que fueron detenidas por desobedecer las leyes de decencia pública en los Emiratos Árabes Unidos, que incluyen desnudez y otros comportamientos lascivos, son principalmente de Ucrania, Bielorrusia y Moldavia. En Dubái, el libertinaje público conlleva una sentencia de hasta seis meses de prisión y una multa de 5.000 dirhams (981 libras esterlinas).

Las 40 mujeres son todas modelos adolescentes y veinteañeras de estados exsoviéticos y actualmente enfrentan cada una seis meses de prisión y multas de £ 1,000. Aunque se cree que las modelos son de estados exsoviéticos, hay 11 que son ucranianas, dice el Ministerio de Relaciones Exteriores del país.

Las imágenes tomadas muestran a más de una docena de mujeres posando a plena luz del día para una producción en un apartamento en el exclusivo barrio de Marina de Dubái.

Algunas de las modelos que aparecen desnudas en el polémico rodaje en Dubái.

Los videos y fotografías que muestran a las modelos desnudas, alineadas en un balcón mientras son filmadas, aparecieron en las redes sociales el sábado por la noche. En Emiratos Árabes Unidos el intercambio de material pornográfico también se castiga con penas de prisión y fuertes multas según las leyes del país, que se basan en la ley islámica o Shariah.

Un hombre ruso también fue detenido y nombrado como el organizador del tiroteo «lascivo», según los medios rusos. “Estos comportamientos inaceptables no reflejan los valores y ética de la sociedad emiratí”, indicó el comunicado de la policía al mismo tiempo que informaba que los detenidos por el video “indecente” habían sido detenidos y derivados a la fiscalía para ser procesados.

leer también:Las 10 Cosas Que No Sabia De Dubai

Las adolescentes no son las únicas que han enfrentado cargos por comportamientos indebidos, en los Emiratos Árabes Unidos las leyes son estrictas y donde comportamientos menos llamativos como besarse en público o beber alcohol sin licencia han enviado a gente a la cárcel.

Tal es el caso del británico Yaseen Killick, encarcelado después de desahogar su ira en WhatsApp luego de que le vendieran un automóvil que se descompuso; pasó tres semanas en prisión y luego fue echado del país.

 

 

 

 

 

Lo último




Cerrar