No más barba y bigote en el trabajo

- Advertisement -

Aún hay muchas incógnitas respecto a como será el regreso al trabajo en un mundo post-coronavirus, sin embargo, hay algunos lineamientos que tanto los empleadores como empleados deberán seguir para la reapertura social y económica.

Con el fin de evitar los contagios de coronavirus, la Secretaría de Economía (SE) en coordinación con las autoridades sanitarias  mexicanas establecieron unos “Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral” de estricto cumplimiento para las empresas que empezarán a reanudar sus actividades laborales.

A medida que pasan los días las autoridades gubernamentales dan inicio con su plan de reapertura económica lenta pero progresivamente para volver a lo que conocíamos como “normal” sin embargo, para ello hay unas medidas que se deberán cumplir para disminuir los riesgos de nuevos brotes epidémicos.

Para llevar a cabo  una reapertura gradual, ordenada, cauta y segura es necesario que los centros de trabajo empleen una “nueva normalidad”      en la cual no pongan en riesgo a su personal, esto conllevará a tener un máximo de cuidado.

Los protocolos generales a los que tanto trabajadores como empleadores se deberán regir:

-Mantener la distancia social con sus compañeros de al menos 1.5 metros o, en su caso, usar cubrebocas y protección ocular o facial.

-Evitar el uso de joyería, corbatas, barba y bigote debido a que son considerados reservorios de virus y microorganismos.

–  No pueden haber más de dos personas por metro cuadrado al interior del ascensor y el uso de cubrebocas es obligatorio.

-No compartir las  herramientas de trabajo, ni objetos personales.

-Proporcionar acceso a agua, jabón, toallas desechables de papel, así como alcohol al 70% o gel desinfectante.

-Incrementar el número de vehículos destinados al transporte de personal, con el fin de reducir el hacinamiento y la posibilidad de contagios, manteniendo la sana distancia y la ventilación natural del transporte.

-Tener a disposición una guía de actuación para cuando un trabajador manifieste síntomas de COVID-19, con la finalidad de proteger al trabajador, así como el resto de los trabajadores y su familia.

– Realizar exámenes médicos periódicos que permitan la prevención, atención y control de problemas de salud o facilitar que el trabajador pueda acudir a atención médica fuera de la empresa.

-Las reuniones de trabajo se realizarán por teléfono o videoconferencia  o de lo contario se debe respetar el distanciamiento físico y se debe realizar una limpieza y desinfección de las áreas compartidas antes y después de cada reunión.

– Para el caso de cafeterías o comedores, el personal de caja, cocina y meseros deberá tener el cabello recogido y utilizar mascaras faciales.

– No tocarse la cara con las manos sucias, especialmente la nariz, boca y ojos.

-Cubrirse la nariz y boca al toser o estornudar, con un pañuelo desechable o el ángulo interno del brazo.

-Limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros.

-Contar con escalonamiento de horarios de ingresos, modificación de turnos horarios flexibles y otras acciones que eviten grandes concentraciones de trabajadores en las instalaciones.

– Establecer un filtro a la entrada y a la salida de las empresas para identificar personas trabajadoras, clientes y proveedores con síntomas de COVID-19. 

Seguir leyendo




Cerrar