¿Por qué Islandia es tan rico?

Islandia es una democracia estable con una economía de consumo activa, no es de extrañar que sea una nación sumamente rica, siendo el mayor productor de electricidad del mundo per cápita. 

Los pilares de la economía islandesa son la fundición de aluminio, la pesca y el turismo. Las principales exportaciones de materiales de Islandia son los productos de aluminio y los productos pesqueros, y las principales exportaciones de servicios son los servicios relacionados con el turismo.

Islandia es una de las democracias más antiguas del mundo. Aunque Islandia retiró oficialmente su solicitud de membresía en la Unión Europea en 2015, disfruta de libre comercio y movimiento de capital, trabajo, bienes y servicios con la UE.

El producto interno bruto mundial en 2020 fue de aproximadamente 10,922 dólares estadounidenses per cápita. Por el contrario, el PIB de Islandia alcanzó los 59.261 dólares estadounidenses por habitante, o 21.71 mil millones de dólares estadounidenses en todo el país. 

Islandia ocupó el puesto 28 en el Índice de Innovación de Bloomberg en 2021. Islandia es una nación insular del tamaño del estado de Kentucky. Se encuentra en el Océano Atlántico Norte entre Groenlandia y Noruega, también es miembro de la OTAN pero no tiene fuerzas armadas propias. 

Casi todos los islandeses hablan inglés y prácticamente no existe una barrera idiomática para los estadounidenses que hacen negocios en Islandia. Islandia es uno de los países más avanzados del mundo en el uso de tecnología de la información y las telecomunicaciones.

El entorno económico de la nación se ha caracterizado por una inflación baja y una tasa de crecimiento económico saludable en los últimos años y como es miembro del Espacio Económico Europeo (EEE), los residentes de otros países del EEE, principalmente Polonia, están emigrando a Islandia, lo que ayuda a aliviar algunas de las limitaciones del mercado laboral.

- Patrocinado -

La conveniente ubicación de Islandia entre Estados Unidos y Europa, un gran número de turistas estadounidenses que exigen productos estadounidenses, los altos niveles de educación y dominio del inglés de Islandia y el interés general en los productos estadounidenses hacen de Islandia un mercado prometedor para las empresas estadounidenses.

La industria de los centros de datos en Islandia se está expandiendo rápidamente, y muchos centros de datos se centran en la minería de criptomonedas y actividades relacionadas. Las regulaciones transparentes permiten la formación y operación eficiente de empresas, además, los costos de iniciar un negocio, tramitar los permisos de construcción y obtener electricidad son levemente más bajos. 

La financiación del gobierno para una serie de programas de subvenciones y subvenciones relacionados con el cambio climático y el medio ambiente, incluidos los vehículos eléctricos, está aumentando.

La tasa arancelaria promedio ponderada por el comercio es del 1,6 por ciento y están en vigor 89 medidas no arancelarias. Las regulaciones transparentes y eficientes, aplicadas de manera uniforme en la mayoría de los casos, fomentan la inversión. Con la eliminación de los controles de capital, el sector financiero ha recuperado la estabilidad. Se encuentra disponible una gama de servicios bancarios comerciales. No se implementaron medidas restrictivas en el sector bancario en 2020.

Desde el colapso del sector financiero de Islandia a finales de 2008, las prioridades económicas del gobierno han incluido estabilizar la corona, implementar controles de capital, reducir el alto déficit presupuestario de Islandia, contener la inflación, abordar la alta deuda de los hogares, reestructurar el sector financiero y diversificar la economía.

Publicidadspot_imgspot_img