Se sigue yendo la población en Toronto, es el desplazamiento urbano más grande de las últimas décadas

Canadá está viviendo un éxodo urbano de sus metrópolis a las áreas rurales del país, que según los expertos obedece en gran medida a las consecuencias de la pandemia por el coronavirus. Toronto es una de las ciudades con más desplazamientos, lo que ha llevado a cuestionarse sobre el nivel de vida de la urbe.

A pesar de que Toronto es considerado como el centro financiero de Canadá y una de las ciudades más cosmopolitas del país, está viviendo un fenómeno que desde hace décadas no se presentaba. Todo debido a que la disminución en su población por desplazamiento urbano es cada vez mayor.

Según algunos expertos este fenómeno se debe en gran parte a la pandemia por el coronavirus, que ha llevado cada vez a más personas a mudarse de las grandes ciudades a pueblos más pequeños donde se puede trabajar de forma remota con un costo de vida mucho menor.

Esta realidad, se ha visto evidenciada en los últimos datos publicados por Statistics Canada donde muestran que un número récord de personas se mudaron del área metropolitana de Toronto entre julio de 2020 y 2021.

La cifra corresponde a 64.121 residentes que buscan reubicarse en otros lugares de Ontario sólo durante ese período de tiempo.

De acuerdo con StatsCan, esto representa la ‘mayor pérdida neta de intercambios migratorios con otras regiones’ de Ontario al menos desde 2001-2002.

De esas aproximadamente 64 mil personas que abandonaron el GTA (Greater Toronto Area), unas 40.400 de ellas estaban en la ciudad de Toronto.  

Esto representa una disminución de alrededor del 0,6% y marca la primera pérdida neta anual de Toronto desde 2003-2004.

¿Hacia dónde está migrando la población?

Lo más impactante de toda esta situación es que Toronto no ha sido la única ciudad del país que ha experimentado este proceso, por el contrario, es un escenario que se está desarrollando a nivel nacional.

En contraposición, la migración a las zonas rurales aumentó en todo el país en general.

“Las áreas rurales de Ontario (+13 680) y Québec (+25 831) registraron las mayores ganancias de la migración intraprovincial desde al menos 2001/2002”, señaló StatsCan en un comunicado al anunciar los hallazgos a principios de esta semana.

“Estas estimaciones, las primeras que nos dan una mirada a nivel subprovincial durante todo un año de la pandemia de COVID-19, hablan de una tendencia acelerada en la migración desde los grandes centros urbanos, dejando su crecimiento continuo respaldado en gran medida por la migración internacional”.

- Patrocinado -

Como otro efecto de la pandemia, la migración internacional neta a Canadá también se ha reducido a más de la mitad en comparación con los años pre pandémicos. De esta manera, es difícil confiar en los recién llegados para sostener y aumentar las poblaciones urbanas como lo han hecho durante tanto tiempo en el pasado.

Otras razones del desplazamiento

Si bien podría culparse al COVID-19 en gran parte por frenar la migración internacional, lo que sí es cierto es que el ‘éxodo urbano masivo’ que ha estado experimentando Toronto no es del todo culpa de la pandemia.

El aumento vertiginoso de los precios de las viviendas y el costo de vida cada vez más alto han servido durante años para ahuyentar a los residentes de Toronto, especialmente a los jóvenes que buscan comprar una propiedad y/o formar una familia.

Las ciudades pequeñas (y los precios de las casas en las ciudades pequeñas) están creciendo a un ritmo acelerado con todos estos expatriados urbanos en la mezcla, un fenómeno que ha sido particularmente pronunciado en áreas fuera de las grandes metrópolis fusionadas.

“Entre las subdivisiones del censo con una población de al menos 5000 habitantes, The Blue Mountains (Ontario) (+7,9 %), Langford (BC) (+6,3 %), Brock (Ontario) (+5,9 %) y Saint-Hippolyte (Qué.) (+5,9%) registró las tasas de crecimiento más altas en 2020-2021”, señaló StatsCan en su comunicado.

Publicidadspot_imgspot_img