Si ya me dio ómicron ¿Soy inmune?

Julian Schulze zur Wiesch, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendorf explica que, “independientemente de si una persona se contagió previamente o se vacunó dos veces, un refuerzo es la mejor defensa contra la reinfección”.

Julian Schulze zur Wiesch, jefe del departamento de enfermedades infecciosas del Centro Médico Universitario de Hamburgo-Eppendorf, dijo que, antes de la ola de ómicron, la regla científica general era que un brote de infección (de cualquier variante) brindaba una inmunidad comparable a una sola dosis de vacuna.

Lo que no quedó claro, es si esa «inmunidad natural» preómicron protegía más que la vacunación.

Estudios

Un estudio publicado a finales de octubre de 2021 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos encontró que los adultos no vacunados que dieron positivo entre tres y seis meses antes, tenían cinco veces más probabilidades de dar positivo que los adultos vacunados que no se habían contagiado previamente.

Según un artículo publicado en dw.com cuenta que el estudio en mención reconoció que la investigación solo se realizó en pacientes con la enfermedad, lo suficientemente grave como para requerir hospitalización y que los resultados no pueden generalizarse e incluir pacientes no hospitalizados.

Dice el informe de los CDC que llegó inmediatamente después de un estudio israelí realizado en agosto pasado con resultados muy diferentes:

Este indica que “las personas que habían recibido la vacuna de BioNTech/Pfizer y que no habían dado positivo previamente tenían 13 veces más probabilidades de infectarse con la variante delta que las personas que habían sido infectadas, pero no vacunadas”.

Uno de los estudios más amplios

Se lee en la nota periodística que actualmente se califica como el estudio más grande que compara la inmunidad obtenida de una infección previa con la inmunidad inducida por la vacuna.

Mientras que el estudio de los CDC encuestó a unos 7.000 pacientes de hospitales, el estudio israelí encuestó a más de 30.000 miembros del sistema nacional de salud.

Zur Wiesch, le dijo al medio alemán que, “es un poco confuso, porque hay muchas variables». Esto se debe a que “nuestra respuesta inmunitaria es compleja y está influenciada por muchos factores: el momento del contagio, la variante, el tipo de vacuna que recibimos, si recibimos refuerzos y la fortaleza general de nuestro sistema inmunitario”.

Las edades de los contagiados

La investigación muestra que es probable que la edad también desempeñe un papel importante en si nos volveremos a infectar después de haber tenido el virus.

El estudio que involucró a veteranos de guerra de Estados Unidos y que está aún en proceso de revisión por pares, dejó en evidencia que entre las personas mayores las vacunas de ARNm ofrecieron una protección más fuerte contra la infección, la hospitalización y la muerte que los contagios anteriores de covid-19.

- Patrocinado -

En cambio, para las personas menores de 65 años, la protección que ofrecían las vacunas era más o menos la misma que la de una infección previa, según el estudio.

Datos recientes

El estudio, publicado en septiembre de 2021 respalda los hallazgos de otra investigación en Dinamarca a nivel de población y publicada en marzo, que se basó en datos recopilados durante la segunda ola de la pandemia a finales de 2020, antes de que las vacunas estuvieran ampliamente disponibles.

“las personas más jóvenes que dieron positivo durante la primera ola, la protección contra un nuevo contagio fue de alrededor 80%. Sin embargo, entre las personas de 65 años o más, la inmunidad adquirida a través de una infección anterior fue solo alrededor de 47 %”, dice el artículo.

La inmunidad y ómicron

Aún no hay datos concluyentes disponibles sobre la calidad de la inmunidad proporcionada a través de la infección, pero es probable que sea similar a otras variantes, asegura Zur Wiesch.

“Independientemente de si una persona se contagió previamente o se vacunó dos veces, un refuerzo es la mejor defensa contra la reinfección”.

  • Créditos: Imagen de portada-tomada/www.eleconomista.es
Publicidadspot_imgspot_img
error: Este contenido esta protegido y no puede ser copiado.