En el año 1708 naufragó el Galeón San José por aguas del mar caribe cerca de la Bahía de Cartagena, estaba cargado con barras de plata, joyas de contrabando y lingotes de oro, la embarcación fue impactada por cañones ingleses en aguas colombianas como consecuencia de una batalla con tropas británicas.

310 años después se conoció la planimetría que permitió ver lo que quedaba de la embarcación a aproximadamente 600 mts de profundidad en el mar Caribe, hace ya más de 3 años Colombia anunció el hallazgo del “Santo Grial de los naufragios” pero aun sigue sin recuperarlo, el gran tesoro del Galeón superaría los 10 mil millones de dólares.

Pero la gran pregunta es ¿a quién le pertenece el tesoro?, algunos piensan que le pertenece a Colombia, otros dicen que a España y otros alegan que le corresponde a la empresa de cazatesoros estadounidense, la pelea por quedarse con el gran tesoro aún continua y cada vez la situación resulta más compleja y no era para menos, por la cantidad de oro, esmeraldas, plata y objetos de valor que allí se encuentran con un valor extremadamente alto.

Fue en el año 2105 cuando se logró localizar el Galeón gracias al rastreo del Archivo General de Indías (Sevilla), del Simancas (Valladolid), de la Biblioteca Británica, de la Biblioteca Nacional de España, del Histórico Nacional, de la Biblioteca del Congreso (EE.UU) y del Museo Naval (Madrid), fue el expresidente de Colombia Juan Manuel Santos el encargado de anunciar el hallazgo del Galeón el 4 de diciembre del 2015.

Recientemente el Tribunal Superior de Barranquilla ordenó embargar los tesoros del Galeón San José ratificando que el 50% de la carga española les pertenece, de tal manera que mantiene la medida cautelar del secuestro decretada hace 25 años, en la que un juez de Barranquilla en el año 1994 determinó que un 50% del tesoro le pertenecía a Colombia y el otro 50% a Sea Search Armada (SSA) la empresa de cazatesoros estadounidense, de tal manera que no se podría adelantar ningún contrato  para su rescate con otras empresas extranjeras tal y como lo había planeado el expresidente Santos.

La licitación que el expresidente adelantaba con empresas extranjeras para extraer lo que quedaba en el fondo del mar del Galeón previa que parte de ello quedaría en manos de dicha empresa,la carga del naufragio incluye piezas de cerámica, oro, cañones de bronce, esmeraldas y plata evaluadas en USD $1.500 millones.

Tras el nuevo fallo emitido en Barranquilla, la vicepresidenta Martha lucía Ramirez advirtió que el gobierno no permitirá que el gran tesoso del Galeón Sanjose quede en manos de cazatesoros, Ramírez también dijo “la Constitución impone el compromiso de defender el patrimonio de todos los colombianos y el Gobierno del presidente Iván Duque no ahorrará esfuerzos en esta labor».

Dicha declaración se basó en la ley 1675 del 30 de julio del 2013 la cual es “proteger, visibilizar y recuperar el Patrimonio Cultural Sumergido», refiriendo a que todos los restos que se hallen en sus límites marinos le pertenece al país incluyendo naufragios sin importar la causa de su inmersión, su naturaleza y estado, de igual manera esta misma ley permite realizar una alianza público-privada otorgando el 50% a la empresa de cazatesoros que recupere el naufragio.

Publicidad