En el 2018 Canadá admitió a más refugiados que cualquier otro país en el mundo y el 63% de los canadienses no están contentos con esto.

Además de eso, según la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas, Canadá también tuvo la segunda tasa más alta en lo que respecta a la nueva ciudadanía entre los refugiados.

En tan solo 1 año Canadá recibió un total de 28.100 refugiados de los 98.000 que fueron reasentados en 25 países diferentes, evidentemente Canadá lidera la lista con la cantidad de personas que recibió en el año 2018  de los cuales 18.000 se convirtieron en nuevos ciudadanos canadienses.

A pesar de que el gobierno ha estado realizando labores para recibir de la mejor manera a los refugiados los canadienses no están cómodos con esta situación, de hecho, tan solo el 37% de los canadienses piensan que debería haber más refugiados mientras que el 67% desea que el gobierno limite los niveles generales de inmigración.

En el año 2018 la tasa de empleo entre los inmigrantes de 25 y 54 años alcanzó el 71%, lo que significa que los inmigrantes se han acomodado con éxito en el país liderando la carga cuando se trata de encontrar trabajo.

Una de las revelaciones más preocupantes del informe es la cantidad de refugiados que huyen del país por culpa de la persecución, conflictos y guerra, la cifra sobrepasó los 70 millones, lo que significa la tasa más alta desde la Segunda Guerra Mundial.

Se aproximan las votaciones en Canadá y se cree que el debate sobre inmigración será el tema más disputado en las elecciones de noviembre; el 81% de los conservadores quieren que disminuya la inmigración mientras que el 54% de los votantes liberales desean que los niveles de inmigración aumenten.