El país más educado del mundo se convierte en el destino académico preferido por los estudiantes extranjeros.

Dado al gran reconocimiento que tiene Canadá con respecto a la educación para el presupuesto federal de este año se incluyó una significativa inversión en educación internacional para apoyar la nueva Estrategia Internacional de Educación y la movilidad hacia el exterior.

Los estudiantes internacionales encuentran grandes oportunidades en este país norteamericano que cada vez se compromete más con la educación superior, el gobierno ha emprendido un largo camino para promover la educación canadiense en el extranjero enfocada en su calidad, entre CA $147 y $ 8 millones por año fue el presupuesto destinado para invertir por parte del gobierno en el programa de movilidad  de estudiantes salientes.

La llegada de estudiantes extranjeros a diferentes regiones del país también ha contribuido a la economía canadiense, por ejemplo, los estudiantes migrantes en el año 2016 hicieron una contribución directa al PIB de la provincia de New Brunswick de $101.8 millones, dejando en claro que los estudiantes internacionales gastan mucho dinero en el tiempo de estadía en este país.

Canadá es caracterizada por ser una sociedad diversa por lo tanto sostiene su sello distintivo por medio del aprendizaje internacional reforzando los valores de apertura e inclusión.

Más de la mitad de los residentes  tiene un título universitario factor que reafirma le reconocimiento mundial que tiene el país como el más educado del mundo, además de ello posee grandes características que lo convierten en uno de los más diversos y hermosos.

Toronto y Vancouver son las 2 ciudades que más estudiantes extranjeros recibe por año convirtiéndose además en las mejores ciudades del mundo para ser un estudiante gracias a sus programas educativos y miles de vacantes laborales.

Las universidades son el gran atractivo de los estudiantes internacionales que contribuyen también a las empresas canadienses que contratan mano de obra extranjera con el fin de apoyar los programas educativos con los jóvenes migrantes que están produciendo resultados muy positivos para la economía del país.

La disminución demográfica por la que atraviesan algunas provincias del país como New Brunswick hace que tanto el gobierno local como nacional implemente estrategias para atraer a las universidades nuevos estudiantes provenientes de otros países.

Publicidad