Canadá sigue proyectándose como un país próspero y en constante crecimiento

1080

Países como China, Brasil, Indonesia, Estados Unidos, Japón y muchos otros, luchan para encontrar una solución a la sobrepoblación, un problema que se ha convertido en el dolor de cabeza de sus mandatarios, cada vez se complican más los temas de educación, salud, empleo, seguridad, etc, afectando directamente la calidad de vida de los pobladores y Según las proyecciones del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo ( PNUD), para el año 2025 la cifra de la población total del mundo aumentará a 9.100 millones.

La sobrepoblación es un problema que no afecta a Canadá, un país desarrollado que cuenta con todas las capacidades para continuar en constante crecimiento económico, social, cultural y educativo. Al igual que muchos otros países desarrollados, Canadá enfrenta un problema de envejecimiento de la población y disminución de las tasas de fertilidad.

La solución que Canadá ha encontrado para contrarrestar los problemas de la disminución de su población, ha sido abrirles las puertas a los inmigrantes, personas jóvenes que accedan a la educación superior que es considerada una de las mejores a nivel mundial y que le aporten al país todas las capacidades adquiridas.

Canadá ofrece excelentes condiciones para los inmigrantes, sin exclusiones ni abusos, porque los canadienses han entendido que la solución para el aumento de la población está en los migrantes, que se han convertido en la fuerza laboral del país; sus políticas de inmigración son de las más destacadas en comparación con otros países que restringen el paso a nuevos residentes.

La proyección y el crecimiento económico que caracterizan a Canadá, la han convertido en el foco de la nueva generación ( los millennials), jóvenes entre los 18 y 35 años de edad que visualizan establecerse profesionalmente en este país.

Mientras algunos países siguen luchando para mejorar los problemas sociales y erradicar la inseguridad, Canadá goza de excelente desarrollo social, ha sido considerada como uno de los mejores países para vivir, abarcando los temas educativos, bajas tasas de desempleo, seguridad y desarrollo económico.

En un futuro mientras muchos países estarán enfrentando fuertes problemas económicos, sin mano de obra ni jóvenes que fortalezcan el trabajo, verán la importancia de implementar políticas de inmigración que sostengan al país en todos los aspectos sociales, económicos y culturales. Por ahora Canadá seguirá recibiendo nuevos residentes, fortaleciendo sus alianzas económicas y aumentando los incentivos laborales.