La exposición “Infinity Mirrors Room”, llega a Toronto de manera permanente en esta primavera; el año anterior  la exposición emergente de los espejos infinitos en la Galería de Arte de Ontario, tuvo una gran acogida y más de 165.000 personas asistieron a la exhibición y otras miles se quedaron sin sus pases para entrar a la exposición de la artista japonés Yayoi Kusama.

Gracias al financiamiento colectivo y a los fondos del Fondo David  Yuile y Mary Elizabeth Hodgson,  la galería de Toronto recolectó los CAN $2 millones para comprar la sala Infinity Mirrors “Let´s Survive Forever”, de Kusama, por primera vez será exhibido en el país y además el museo de arte canadiense, AGO, será el primero en  tener una sala de espejo infinito permanente.

Ahora los amantes del arte contemporáneo podrán acceder a la colección permanente de los espejos infinitos de la galería de Ontario para fotografiarse  en medio de los efectos visuales caleidoscópicos de Kusama y a diferencia del año anterior en la exhibición emergente que solo tenían de 20 a 30 segundos en cada una de las salas.