Los viajes aéreos internacionales pueden no volver a la normalidad hasta el 2023, según expertos

- Advertisement -

La industria de las aerolíneas ha sido devastada por la pandemia del COVID-19, el cierre de fronteras y la suspensión de todos los vuelos no esenciales ha generado perdidas de cuantiosas sumas de dinero, ahora, encuesta revela que los viajes aéreos internacionales probablemente no volverán a la normalidad durante al menos tres años.

la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) compartió recientemente un análisis en el que reveló que seguramente los viajes aéreos no se recuperarán tan rápido como lo deseamos, de hecho, reveló que las consecuencias generadas por la pandemia pueden durar hasta el 2023, fecha en la que se prevé que los viajes de larga distancia regresen a la normalidad sin el temor latente de que se presente un rebrote del COVID-19.

El estudio realizado por IATA junto con Tourism Economics analizó cómo la actividad económica global y el negocio del transporte aéreo se recuperarán en los próximos cinco años. Los análisis revelaron que el crecimiento del PIB mundial caería un 5% este año, repuntando en 2021 a niveles vistos antes de la crisis del coronavirus, o sea, que, esto significaría una disminución cuatro veces peor que la crisis financiera mundial de 2008.

El informe detalla que  el tráfico de pasajeros no se recuperará a los niveles anteriores a la crisis hasta al menos 2023 debido a que se espera que  la caída en los volúmenes de pasajeros aéreos sea mucho peor, señala el informe, con una disminución del 50% solo este 2019, además, se espera que la demanda mundial de pasajeros en 2021 sea un 24% inferior a los niveles de 2019 y 32% más bajo que el pronóstico que hizo en octubre del año anterior.

 Aunque el gobierno llegase a alivianar las medidas de restricciones de viajes, es evidente que a las personas les costará retomar la confianza en los viajes aéreos, de hecho, el 69% de los viajeros encuestados declararon que no considerarían viajar si involucraba un período de cuarentena de 14 días.

La demanda de viajes aéreos en Europa y Estados Unidos disminuyo en más del 90 % desde el inicio de la pandemia y según expertos, la recuperación será más lenta si se amplían las restricciones a los viajes. Alexandre de Juniac, director general y CEO de IATA destacó que se le está pidiendo a los gobiernos «que adopten un enfoque gradual para reiniciar la industria y que no implementen medidas de cuarentena que obliguen a los viajeros a permanecer confinados durante dos semanas tras llegar a su destino. 

Juniac cree que es posible tener un avión lleno y sin riesgo de contaminación, siempre que se implementen «procesos de control sanitarios para los pasajeros justo antes del vuelo». Las medidas para garantizar el bienestar de los tripulantes y viajeros según Juaniac, son «solicitar que se tome la temperatura, usar tapabocas, limpiar y desinfectar la aeronave adecuadamente, limitar la distribución de alimentos a los preenvasados y limitar el equipaje de cabina a una pieza para evitar el amontonamiento de gente en los procesos de desembarque y embarque».

IATA propone una acumulación de protocolos temporales que no sean de cuarentena hasta que se desarrolle una vacuna, así como «pasaportes de inmunidad» o pruebas de coronavirus «casi instantáneas» disponibles a escala. «Debe darles a los pasajeros la confianza para viajar de manera segura y sin problemas innecesarios, y debe darles a los gobiernos la confianza de que están protegidos contra la importación del virus», dijo Juniac.

En conclusión, el análisis publicado por IATA revela que a la industria de viajes aun le quedan tiempos difíciles que sobrellevar a medida que se aplana la curva de contagios a nivel global.

Seguir leyendo




Cerrar