fbpx
Siganos en nuestras redes

Canada

¿Toronto puede separarse de Ontario y se puede volver una provincia?

¿Qué pasa si Toronto elige separarse y se convierte en una provincia? ¿Por qué sería eso una mala idea o no?, aquí en Q´Pasa Canadá, tu blog en español favorito te traemos las respuestas a estas preguntas. Independientemente de los argumentos a favor y en contra, Toronto nunca puede convertirse en una provincia a menos que haya una manera legal de alcanzar ese objetivo, y hay varias. En cualquier caso, la acción de separarse de Ontario requerirá un referéndum en la ciudad. Sí Toronto desea irse, Ontario tendrá que iniciar negociaciones de buena fe según los expertos. Incluso si las conversaciones se rompen, parece que hay una forma constitucional para que Toronto se convierta en una provincia sin el consentimiento de Ontario.
En primera instancia, cualquier decisión de separación o intención de separarse requerirá un referéndum en Toronto. Solo un voto en el consejo de la ciudad no será suficiente porque el problema es realmente trascendental. En la Secesión de Referencia de Quebec , el Tribunal Supremo dijo que un referéndum exitoso daría la legitimidad necesaria al esfuerzo del gobierno de Quebec para separarse; por ende, algunos afirman que no ven otra manera de dar legitimidad al esfuerzo de Toronto para formar su propia provincia

Continuando con la idea anterior; si la gente de Toronto dice sí para convertirse en una provincia en un referéndum para separarse de Ontario, entonces Ontario tendrá la obligación de negociar con los representantes de la ciudad. Esto también se desprende de la recesión de referencia de Quebec. La diferencia, por supuesto, es que Quebec tiene soberanía original como provincia, y la ciudad de Toronto es legalmente una criatura de un estatuto de Ontario. Pero en esencia, deberían aplicarse los mismos principios: si una gran cantidad de personas en una gran comunidad quiere algo, el gobierno debería escuchar y hablar. Además, Toronto no es solo una ciudad: es más antigua que Ontario y Canadá. Su población y producción económica son más grandes que la población y que el PIB de nueve provincias canadienses, por ello Ontario tiene el deber legal de negociar.

Hay al menos tres resultados posibles de estas presupuestas negociaciones según conocedores del tema:
– La Asamblea Legislativa de Ontario aprobaría una ley que otorga poderes únicos y amplios a la Ciudad de Toronto. La nueva autoridad debería acercarse a la de una provincia. La ley debe ser una súper ley como el Código de Derechos Humanos de Ontario. Debe prevalecer sobre cualquier otra ley de Ontario.

– Ontario adopta una constitución escrita con restricciones de enmienda similares a las de la constitución federal. Los nuevos poderes de la ciudad de Toronto se convierten en parte de la constitución de Ontario sujeta a enmiendas sólo en casos raros de consentimiento claro de la gran mayoría de los torontonianos.

– Canadá enmienda su propia constitución, convirtiendo a Toronto en una provincia completa. Esa es la mejor manera para la ciudad. Garantizará más legitimidad y seguridad jurídica de Toronto.

Sí Toronto está decidido a obtener un estatus especial para reflejar su papel en Ontario y Canadá, ciertamente tiene caminos legales para alcanzar ese objetivo. Lo que se necesita es la voluntad política de ambos lados. ¿Y usted, qué piensa al respecto?

La nueva transformación oficial de Toronto apunta a hacer de la ciudad una más eficiente.

Continuar leyendo
Advertisement
Advertisement Booking.com
Advertisement Escucha Ondas FM
Advertisement