Estas son las situaciones más inusuales que los astronautas han identificado en el espacio

Los astronautas que han gravitado fuera del planeta han coincido en que suceden situaciones inusuales como no poder llorar o ser más altos.

Sin duda alguna, todo lo referente al espacio despierta la curiosidad de todos los que literalmente tenemos los pies sobre la Tierra. Eso sí, no hace falta ser un científico espacial para saber que el espacio es extraño y que hay muchas cosas que seguramente no son iguales que en la tierra.

Pero, sí que hay que ser un astronauta para asegurar en qué consisten esas situaciones inusuales fuera del espacio exterior, allí al que pocos acceden.

Así las cosas, quienes han gravitado fuera del planeta han coincido en las siguientes condiciones:

No puedes llorar

Los astronautas pueden reírse en el espacio todo lo que quieran, pero el acto de llorar es bastante diferente sin la gravedad.

Cuando se le preguntó si podía llorar en el espacio, el astronauta canadiense Chris Hadfield respondió: “¿Puedes llorar en el espacio? Tus ojos producen lágrimas, pero se pegan como una bola líquida. De hecho, pican un poco. Entonces, las lágrimas espaciales no se derraman”.

A menos que un astronauta limpie esa agua, las lágrimas en el espacio pueden formar un grupo gigante que puede desprenderse de su ojo. Entonces, en el espacio, puedes ver flotar una bola de tus lágrimas.

Los atardeceres se multiplican

La estación Espacial Internacional (ISS) completa una órbita alrededor de la Tierra en 90 minutos. Es debido a este fenómeno que los astronautas en el espacio pueden presenciar el amanecer y el atardecer en un intervalo de 45 minutos.

Como resultado de esto, los que están en la ISS pueden presenciar hasta 16 puestas de sol y amaneceres todos los días. ¿No te parece increíble?

‘Olor a quemado’

¿Qué tienen en común las nueces, las pastillas de freno y el bistec quemado? Según los astronautas, todos huelen a espacio.

Obviamente, el espacio es un vacío, por lo que nadie lo ha ‘olido’ antes en el sentido tradicional de la palabra. Sin embargo, los investigadores han podido identificar numerosos compuestos y elementos dentro de la galaxia, muchos de los cuales también se encuentran aquí en la Tierra. Por lo tanto, han podido hacer algunas suposiciones sobre cómo olerían en el espacio.

De tal forma, una sucesión de astronautas ha descrito el olor como ‘… una sensación metálica bastante agradable… humos de soldadura de olor dulce’, ‘metal quemado’, ‘un olor característico a ozono, un olor acre’, ‘ nueces y pastillas de freno’, ‘pólvora’ y hasta ‘galleta de almendras quemadas’.

Nos volvemos más altos en el espacio

- Patrocinado -

Los astronautas han dicho que se vuelven un poco más altos en el espacio debido a la descompresión de los discos de la columna vertebral.

Los discos están ligeramente comprimidos cuando uno vive en la Tierra, gracias a los efectos de la gravedad. Sin embargo, en el espacio, el disco se expande y la columna se alarga hasta 5 centímetros, ya que hay una gravedad cercana a cero, lo que aumenta la estatura.

No obstante, este aumento en la altura de los astronautas durante los primeros 3 a 4 días de ingravidez en el espacio, y no es permanente cuando regresan a la Tierra. En tierra firme, la gravedad vuelve a atraerlos y suelen volver a su altura normal después de unos meses.

Publicidadspot_imgspot_img