Las razones por la que los científicos están alertando al planeta de una posible invasión extraterrestre

“Las invasiones biológicas son un problema de bioseguridad global que requiere soluciones transfronterizas rigurosas”, dicen los expertos.

La era de la exploración espacial trae consigo un nuevo riesgo: la invasión extraterrestre.

El investigador Anthony Ricciardi, de la Universidad McGill de Canadá, publicó un artículo en la revista científica BioScience, donde junto a otros colegas describió los peligros que representan estos organismos para la seguridad biológica de la Tierra.

“Las invasiones biológicas son un problema de bioseguridad global que requiere soluciones transfronterizas rigurosas”, sostuvo.

Para el experto, esta amenaza podría ser más pronto de lo que se creía pese a las medidas de precaución de las agencias espaciales.

Los investigadores han dicho que los mayores riesgos están asociados al aumento de las empresas privadas de exploración espacial.

Por ejemplo como SpaceX de Elon Musk, que pretende enviar la primera misión tripulada a Marte en los próximos años.

El investigador explica que, “ante el aumento de las misiones espaciales, incluidas las destinadas a devolver muestras a la Tierra, es crucial reducir los riesgos de contaminación biológica en ambas direcciones”.

Seguridad

Los investigadores consideran que el riesgo de contaminación interplanetaria es bajo.

Pero advierten que es necesario tener cuidado con aquella basada en los impactos negativos que las especies invasoras han tenido en la Tierra.

Asimismo, Ricciardi considera necesaria una mayor colaboración entre los astrobiólogos que buscan vida extraterrestre y los biólogos que estudian las especies invasoras en la Tierra.

“Mejoraría los protocolos internacionales existentes para la bioseguridad planetaria, tanto para la Tierra como para los cuerpos extraterrestres que podrían contener vida”.

- Patrocinado -

Según el investigador, tecnologías portátiles de secuenciación de ADN en tiempo real, junto con bases de datos de contaminantes orgánicos conocidos, podrían permitir respuestas rápidas.

¿Cómo serían los «aliens»?

El professor Simon Conway Morris, experto en paleobiología evolucionista de la Universidad de Cambridge, dice que debemos prepararnos para lo peor.

«Si los extraterrestres inteligentes existen, se verán justo como nosotros, y dada nuestra nada gloriosa historia, esto nos debería hacer pensar».

Según el experto es probable que la evolución de mundos extraños siga pautas darwinianas y por tanto la vida extraterrestre tendrá quizá importantes similitudes con la vida en la Tierra.

De esa forma, aduce Conway Morris, los «aliens» podrían parecerse a nosotros incluso con nuestras peores tendencias.

El científico señala que hay dos posibilidades opuestas y que las dos nos debería hacer temblar de miedo.

Dice que una de ellas es que encontremos «aliens» parecidos a nosotros o que, simplemente, no haya nadie más allá afuera.

La NASA

La NASA propone una metodología de investigación y comunicación ante el posible anuncio de que se ha encontrado vida más allá de la Tierra.

La iniciativa coincide con el próximo lanzamiento del poderoso telescopio James Webb y las pesquisas del rover Perseverance Mars, que busca vida en el planeta rojo.

El hallazgo de vida extraterrestre podría convertirse en una realidad más temprano que tarde.

En un artículo publicado en la revista Nature, los científicos de la NASA han desarrollado una propuesta para transparentar los anuncios de descubrimientos relacionados con la vida extraterrestre.

Proponen una escala que dejaría en claro el «nivel» de certeza de cada estudio.

Comenzando por los primeros indicios hasta finalmente confirmar que no estamos solos en el universo.

Lo que debes saber

si se descubren firmas biológicas en un exoplaneta en forma de moléculas, nos ubicaríamos en el nivel 1.

Posteriormente, los científicos tratarán de confirmar que las mencionadas firmas de vida no son producto de algún tipo de contaminación con elementos originados en la Tierra, cumpliendo así con el nivel 2.

La escala continuaría con el desarrollo de múltiples evaluaciones, como el estudio de diferentes escenarios o la concreción de pruebas complementarias.

Si todas fueran superadas, en el nivel 7 los científicos responsables indicarían que han descubierto alguna forma de vida extraterrestre con total seguridad.

Vale destacar que la escala no supone menospreciar a los estudios que no lleguen hasta el último nivel: en astrobiología, como en cualquier disciplina científica, esas investigaciones pueden servir para descubrir métodos que no funcionan o para saber dónde no se debe buscar.

Al mismo tiempo, los avances son graduales: un estudio que alcanzó un determinado nivel puede ser retomado en el futuro con nuevas tecnologías, haciendo posible un mayor progreso.

Publicidadspot_imgspot_img