Colombia está incluido en la posición número 3 de los países con mayor producción de café a nivel mundial y además es el mayor productor de café suave. La producción de café hasta el siglo XX fue sin duda alguna la principal actividad económica del país. A continuación, conozca un poco más de la cultura cafetera, sus inicios y sus principales zonas productoras de café.

 

Basados por algunos escritos del sacerdote José Gumilla, se cree que la semilla de café llegó a las tierras colombianas en el año 1730 traídas por jesuitas, pero Fue en el año 1835 cuando se exportaron más de 2 mil sacos de café desde Cúcuta, según se dice gracias a el sacerdote Francisco Romero que como penitencia de confesión imponía la siembra del café, fue por  esto que el grano llegó a Santander y Norte de Santander; y a través de Cundinamarca en el año 1850 el café ya había llegado al centro y occidente del país.

Como se mencionaba al inicio el café durante la historia colombiana ha tenido gran importancia en la actividad económica del país, la calidad de este producto ayudó a que llegara a la exportación, Colombia pasó de exportar 60 mil sacos de café a 600 mil sacos anuales teniendo como principales departamentos de producción Norte de Santander y Cundinamarca. Para aquel entonces Estados Unidos ya se había consolidado como el principal consumidor de café en el mundo seguido por Alemania y Francia.

 

Más del 80% de la producción nacional de café estaba a cargo Santander y Cundinamarca, pero como todo esto también tiene su sabor amargo, pues en la transición del siglo XIX al siglo XX el precio del café tuvo una caída significativa a nivel internacional y a esto se le sumó la guerra de los mil días que puso en jaque a los principales productores de café (a los hacendados).

 

El desarrollo cafetero retomó su rumbo en las primeras décadas del siglo XX gracias a los departamentos de Caldas, valle, Antioquia y el Norte de Tolima que ya habían iniciado su proceso de exportación de café basado en la economía campesina.

 

En este tema también es importante mencionar la creación de la Federación Nacional De Cafeteros (FNC) en el año 1927, que ha sido fundamental a lo largo de la historia cafetera para darle solución a los problemas que se han presentado en su trayectoria, pues la FNC es la unión de los grandes y pequeños productores de café que trabajan por un mismo fin “producción y comercialización del café”. Son más de 550 mil familias que tienen como actividad económica la siembra del grano de café.

 

 

Ahora en Colombia se exportan más de 10 millones de sacos de café al año y son: Valle Del Cuaca, Huila, Antioquia, Santander, Cauca, Caquetá, Nariño, Guajira, Cundinamarca, Boyacá, Magdalena y el eje cafetero (Caldas, Risaralda y Quindío) los principales productores del grano en este país. Y los principales consumidores e importadores del café colombiano son: Suecia, Estados Unidos, Países Bajos, Japón y Alemania.

 

El aroma y sabor del grano colombiano ha permitido posicionar este producto como uno de los mejores a nivel mundial y convirtiendo a Colombia como un referente mundial del mejor productor de Café, es por esto que el termino Café de Colombia en Estados Unidos es marca certificada y registrada.