10 cosas que nadie te cuenta de vivir en Alemania

El país de Europa occidental se ha convertido en una de las naciones favoritas para inmigrar. El territorio no solo cuenta con sitios vibrantes, historia impactante y paisajes imponentes; también, posee cualidades respecto a calidad de vida, equilibrio entre lo laboral y personal, poder adquisitivo, atención médica de calidad y seguridad. Si ya tienes tus maletas listas para emprender esta nueva aventura, hoy en Q’PASA queremos compartirte esas diez cosas que nadie te cuenta sobre vivir en Alemania.

  1. Los impuestos pueden «consumir» tu salario

Aunque en Alemania existen varios impuestos directos e indirectos, deberás prestar especial atención al IVA y al impuesto sobre la renta. Este último es progresivo, pues comienza en el 1% y aumenta gradualmente hasta el 42%; si tienes ingresos muy altos, puede que llegue el valor al 45%.

Según Tax Back, para el 2020, el tipo impositivo del 42% se aplicó a la renta imponible superior de €57.051. Aparte, también deberás pagar el impuesto de solidaridad que tiene un valor máximo del 5.5% del impuesto sobre la renta.

  1. No podrás “acceder” fácilmente a las tiendas

Las tiendas en Alemania funcionan de 9:00 a.m. a 7:00 p.m., justo en el horario que ocupan cientos de trabajadores para laborar. Si crees que el domingo sacarás tiempo para hacer las compras, debo decirte que no será así, pues ese día casi todas las tiendas (si no es que son todas) están cerradas.

  1. Puede ser complicado encontrar un empleo si no hablas alemán
- Patrocinado -

Aunque algunas personas recomiendan aprender inglés para conseguir un empleo en Alemania, debes saber que también necesitarás aprender alemán, dado que es la lengua oficial del país.

El mercado laboral alemán cuenta con una de las tasas de desempleo más bajas en toda Europa, pero, el conseguir un trabajo puede llegar a ser sumamente difícil si no manejas su idioma oficial. 

  1. La dieta alemana podría hacerte ganar unos kilos de más

¡El pastel y el café son una combinación exquisita para probar en el almuerzo! Sí, así como lo leíste, las personas en Alemania adoran comer esto para almorzar. Aunque se recomienda que alguien que no pueda controlar sus niveles de azúcar en sangre no lo hagan, verás a muchos comiendo estos deliciosos manjares.

  1. Existe una clara diferencia entre la vida personal y laboral de los alemanes

Varios blogs de personas que han tenido la oportunidad de migrar a Alemania, han compartido que es poco probable que un compañero de trabajo quiera verte fuera del horario laboral, pues saben diferenciar la vida personal de la del trabajo. 

  1. No es muy común que puedan despedir de los trabajos

Ser despedido en Alemania es poco común, dado que los empleadores buscan ahorrarse miles de dólares si un trabajador es antiguo en la compañía. Pero, se ha dado a conocer que los jefes y compañeros de trabajo hacen todo lo posible para que alguien renuncie (si ya no lo requieren) y le ahorre ese dinero a la empresa.

  1. No encontrarás algo “adicional” cuando vayas a comprar algún producto

En países latinoamericanos es muy común que los restaurantes “regalen” productos tales como salsa de tomate, mayonesa, sal o pimienta, pero en Alemania es diferente, pues si deseas agregarle kétchup a tus papas, deberás pagar por él.

  1. El invierno no solo es frío, ¡puede ser muy terrible!

Si no te gusta el frío, puede que la pases muy mal durante los meses de invierno. En la mayor parte de Alemania, durante esta estación, podrás sentir temperaturas medias diarias de 0ºC. Aunque, debes tener en cuenta que esta temperatura puede ser inferior; tan solo para diciembre de 2020, según Statista, el país registró bajas temperaturas de hasta -5-5ºC.

  1. Reciclar es un deber cívico

Alemania es uno de los pocos países que se toma muy en serio su deber cívico respecto al reciclaje. Cuando te mudes, recibirás un “calendario” para saber cuáles días deberás reciclar vidrio, plástico, abono, cartón, etc. 

Además, debes saber que gracias al sistema “Green Dot”, el país europeo ha logrado disminuir drásticamente alrededor de un millón de toneladas de basura anual.

  1. Romperás muchos estereotipos

Se cree que los alemanes son personas muy puntuales, pero la verdad es que muchos no lo son. Igualmente, existe un estereotipo en torno al sentido del humor de estos ciudadanos, pues se suele creer que son personas serias y frías; adivina… ¡te llevarás una gran sorpresa! Algunos alemanes son extrovertidos y demasiado encantadores, así que trata de olvidar las ideas preconcebidas que tengas sobre ellos.

Lo último




Cerrar