Los huevos con embrión fosilizado de dinosaurio que encontró China

El hallazgo se logró en el 2000 durante la construcción del Museo de Historia Natural de Yingliang, en la ciudad de Ganzhou, al sureste de China.

Científicos hallaron en China un embrión de dinosaurio fosilizado en fantástico estado de conservación, tanto que los expertos aseguran que luce “como si hubiera muerto ayer”.

Expertos encontraron similitudes nunca antes documentadas entre la forma de eclosionar de algunas especies de dinosaurios y ciertas aves.

El hallazgo se logró en el 2000 durante la construcción del Museo de Historia Natural de Yingliang, en la ciudad de Ganzhou, al sureste de China.

Sin embargo, el fósil fue analizado hasta 2015.

Fion Waisum Ma, candidata a doctora en paleobiología por la universidad de Birmingham, en Reino Unido, explicó al portal Live Science que el estudio del fósil permitió observar que los dinosaurios de la familia de los ovirraptóridos realizaban movimientos similares a los de algunas aves para eclosionar.

La académica señala que el ovirraptórido que no logró nacer plegó su cabeza a la altura de su abdomen y colocó sus piernas hasta su cráneo.

La experta señaló que esta posición le debió ayudar a estabilizarse al momento de usar su cabeza para romper el cascarón y eclosionar.

“Si no lograba hacerlo subían sus posibilidades de morir, pues sería más difícil para el embrión romper el huevo y nacer”, explicó.

Ma, sostiene que proporcionan evidencia única sobre el comportamiento de ciertas especies de dinosaurios al nacer.

“Antes del estudio realmente no sabíamos cómo se colocaban los dinosaurios dentro de un huevo para nacer, pues los fósiles de embriones fosilizados están demasiado fragmentados”.

Agrega que, “con este vemos con a detalle que los ovirraptóridos usaban movimientos similares a los de algunas aves”.

- Patrocinado -

Las observaciones del fósil de ovirraptórido fueron publicadas en el diario científico iScience.

Otros hallazgos

Un grupo de científicos presentó una pata de dinosaurio increíblemente conservada.

La extremidad, completa con piel, es solo parte de una serie de hallazgos notables que emergen del yacimiento de Tanis,en el estado de Dakota del Norte (Estados Unidos).

Pero no es solo su exquisita condición lo que llama la atención, sino también lo que estos especímenes antiguos pueden representar.

Los científicos creen que las criaturas de Tanis murieron y quedaron sepultadas el mismo día en que un asteroide gigante impactó contra la Tierra.

Se han encontrado muy pocos restos de dinosaurios en rocas que registren incluso los últimos miles de años antes del impacto.

Tener un espécimen del propio cataclismo sería extraordinario.

La BBC pasó tres años filmando en Tanis un programa que se transmitirá el 15 de abril, narrado por David Attenborough.

Attenborough revisará los descubrimientos, muchos de los cuales se verán en público por primera vez.

Evidencia en peces

Junto a la pata, hay peces que respiraron los escombros del impacto mientras llovían del cielo.

También se ve una tortuga fósil clavada con una estaca de madera, los restos de pequeños mamíferos y las madrigueras que hicieron, piel de un triceratops con cuernos, el embrión de un pterosaurio volador dentro de su huevo y lo que parece ser un fragmento del propio asteroide.

«Tenemos tantos detalles en este sitio que nos dicen lo que sucedió momento a momento, que es casi como verlo en las películas”, dijo Robert DePalma, estudiante de posgrado de la Universidad de Manchester (Reino Unido) que dirige la excavación de Tanis.

Ahora se acepta ampliamente que una roca espacial de aproximadamente 12 kilómetros de ancho golpeó nuestro planeta y causó la última extinción masiva.

El sitio de impacto fue identificado en el Golfo de México, frente a Chicxulub(península de Yucatán). Eso está a unos 3.000 kilómetros de Tanis, pero tal fue la energía del evento que su devastación se sintió por todas partes.

El yacimiento de Dakota del Norte es un revoltijo caótico.

Exploración en Tanis

La existencia de Tanis, y las afirmaciones que se hacen sobre este lugar, las hizo públicas por primera vez la revista The New Yorker en 2019, lo que causó furor en ese momento.

La ciencia suele exigir que la presentación inicial de los nuevos descubrimientos se haga en las páginas de una revista académica.

Se han publicado algunos artículos revisados ​​por pares, y el equipo de excavación promete muchos más a medida que avanza en el meticuloso proceso de extracción, preparación y descripción de los fósiles.

El profesor Paul Barrett, del Museo de Historia Natural de Londres y experto en dinosaurios ornitisquios (principalmente herbívoros), estudió la pata.

«Es un Thescelosaurus. Es de un grupo del que no teníamos ningún registro previo de cómo se veía su piel, y muestra de manera muy concluyente que estos animales eran muy escamosos, como los lagartos. No tenían plumas como sus contemporáneos carnívoros», dijo.

Publicidadspot_imgspot_img