Si alguna vez siente que el 90% de sus amigos cumplen años en septiembre, es posible que algo tenga que ver las vacaciones de fin de año. Aunque es una broma recurrente de que las personas tienen más relaciones sexuales durante las vacaciones, una nueva investigación muestra que realmente es el caso, y los cumpleaños de septiembre son un efecto secundario de esto.

 

Varias investigaciones sugieren que esto es un fenómeno social. Parece que la atmósfera de celebración, más que un período de tiempo específico, causa impulsos sexuales en los individuos.

 

El factor de sentirse bien y feliz en las vacaciones navideñas provoca un pico en el número de personas teniendo relaciones sexuales y es que el sexo durante las fiestas es una razón perfecta para enfatizar la acogedora comodidad que se puede lograr con la pareja durante estas vacaciones.

 

Un estudio investigativo arrojó que durante las fechas de vacaciones y sobre todo las vacaciones de fin de año, hay un aumento en las búsquedas de Google relacionadas con el sexo durante este período festivo, que está estrechamente relacionado con un aumento en los nacimientos más adelante en el año entre finales de agosto e inicios octubre, siendo septiembre el de mayor índice de natalidad. Curiosamente, el mismo efecto y conducta no se observó en Semana Santa u otras fiestas importantes. Según los expertos, las vacaciones navideñas tienen su enfoque en la familia, el amor y los regalos haciendo que las personas se sientan más amorosas en los países cristianos en el hemisferio norte y sur.

 

Sin embargo, algunas investigaciones dicen que todo tiene una razón biológica por la que es más probable que tenga relaciones sexuales y conciba cuando hace frío. En un estudio basado en información de casi 130 países, donde incluyeron términos de buscadores relacionados con el sexo; se pudo determinar que aquellos hombres que estaban buscando en la web palabras relacionadas con sexo, producen esperma de mejor calidad durante las vacaciones de fin de año en comparación de las festividades de verano, esto haciendo aumentar el lívido y propiciando el acto sexual.

 

Podemos decir que durante las vacaciones hay un aumento en los sentimientos de felicidad y seguridad también, lo que puede insinuar que estas búsquedas podrían estar conectadas con sentimientos románticos lo que nos conduce a la expresión de pasión que convertimos en impulsos sexuales.

 

En fin, las vacaciones de final de año son las mejores pues puede disfrutar del amor en pareja, la familia y porque no, de expandir la familia.

 

Publicidad