¿Te gustaría vivir en Nueva Zelanda? este programa te permitirá vivir y trabajar hasta por 24 meses

Si has soñado con conocer otro país, aprender un nuevo idioma y cultura, la visa Working Holiday Scheme te permitirá trabajar y explorar Nueva Zelanda hasta por 12 o 24 meses. Acá te contamos cómo.

Nueva Zelanda maneja este tipo de visa para personas que estén entre las edades de 18 y 30 años, sin embargo, en algunas ciudades permiten hasta los 35 años para poder viajar y trabajar durante doce meses en el país.

Quienes se pueden quedar hasta por 23 meses son los habitantes de Canadá y Reino Unido. Si deseas vivir toda una experiencia en Nueva Zelanda por dos años, deberás entregar un certificado médico general.

Uno de los requisitos es que vayas principalmente con interés de vacacionar, para que el trabajo sea algo secundario. La página web www.workingholidaystarter.com comparte recomendaciones para preparar el viaje y comprar paquetes de llegada.

El costo de esta visa depende de tu país de origen, por ejemplo, para Reino Unido, es un valor de 215 libras esterlinas. Para pagar la cuota, debes tener una tarjeta Visa o Mastercard para que sea válida la solicitud. La entrega del documento se puede tardar hasta 20 días hábiles.

Si decides no trabajar durante tus vacaciones, no hay problema, mientras tengas el dinero suficiente para manutención. En tal caso que desees laborar, podrás ganar $18,90 por hora. Para solicitar un empleo, debes mostrarle al encargado del negocio tu visa electrónica.

Es importante demostrar por medio de una copia de extracto bancario que tienes el dinero suficiente para mantenerte en el país. Se aconseja que lo mínimo sean NZ$4.200 por año, es decir, CAD$3.677.

Independiente de pedir una visa por 12 o 23 meses, debes tener en cuenta lo siguiente: No podrás aceptar un trabajo fijo, no puedes llevar niños al viaje, solo podrás hacer la solicitud de la visa en línea, se aplica al programa una vez en la vida y debes contar con al menos NZ$4.200 para la estadía.

Publicidadspot_imgspot_img

Lo último